NBA

Perdiendo por un sueño

Andrew Wiggins, conocido como el nuevo LeBron James, encabezará el draft para el año que viene y varios equipos de la NBA jugarán para ser últimos y quedarse con él

La temporada 2013-2014 de la NBA largó el martes pero muchos equipos ya están pensando en el año que viene. ¿Por qué? Hay una razón que tiene nombre y apellido: Andrew Wiggins.

Canadiense de 18 años, a Wiggins ya se lo conoce como el nuevo LeBron James y sus pasos son seguidos minuciosamente por la prensa estadounidense.

Su talento ya es conocido desde el High School (liceo), donde en Huntington Prep, en el estado de West Virginia, llegó a promediar 23,4 puntos y 11,2 rebotes.

Por esa razón fue nombrado jugador del año All-USA, un premio que entrega el diario USA Today y que han sabido ganar cracks como Alonzo Mourning, Chris Webber, Jason Kidd, Kobe Bryant, Kevin Garnett o LeBron James.

Su traspaso al básquetbol universitario estuvo envuelto en un halo de misterio. Finalmente, desembarcó en la Universidad de Kansas para jugar con los Jayhawks.

En su primera práctica, ante un equipo de exjugadores de la universidad, asombró a todos al saltarle por encima a Cole Aldrich, un pívot 2,11 m NBA que juega en Sacramento Kings.

El sábado jugó su primer amistoso ante 16.300 personas y metió 16 puntos.

“Es un anotador dinámico, puede jugar en varias posiciones y tiene un tiro en suspensión sorprendentemente pulido”. Así lo definió Sports Illustrated en un artículo en el que Wiggins encabeza una lista de los 20 mejores proyectos para el draft de 2014.

Los pronósticos hablan de un draft con enormes futuros talentos. Al nombre de Wiggins se suman los de Julius Randle, Marcus Smart, Jabari Parker, el australiano Dante Exum y el croata Darijo Saric, entre otros.

Por estas razones, todos en la NBA ya quieren a Wiggins. Pero solo 14 equipos podrán elegirlo con el número uno del draft en junio de 2014.

Para tener ese derecho, hay que quedar eliminado de los playoffs, instancia a la que clasifican 16 de los 30 equipos.

Los 14 restantes irán a una lotería donde las franquicias con menor cantidad de partidos ganados en la fase regular, tendrán mayores chances de elegir al nuevo LeBron James.

La estrategia de varios equipos para alcanzar ese objetivo ha sido la de conformar cuadros con escasas chances de llegar a playoffs.

Charlotte Bobcats, que desde su desembarco en la NBA, en 2004, solo accedió una vez a playoffs, es uno de los candidatos a no pasar a la segunda fase.

También Phoenix Suns que viene de una temporada tétrica,  Orlando Magic que tiene un plantel modesto o Philadelphia Sixers, Utah Jazz y Atlanta Hawks que se desprendieron de sus mejores jugadores. Lo que sea porque llegue el nuevo LeBron.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios