"Pensé en mi bebé que está en camino y en mi señora que está embarazada y está en la tribuna, y en mi viejo que había pedido plata prestada para poder estar acá, bajo la lluvia. Y lo pateé con el corazón de cada muchacho", Alejandro Villoldo