Peñarol y Vélez, a solas

Peñarol jugará con todo su potencial el martes en Liniers ante Vélez Sarsfield en busca de puntos necesarios para seguir con la ilusión intacta en el certamen

A priori era el partido más difícil del grupo. Enfrentar a Vélez en el Amalfitani es una  tarea complicada para cualquiera. Más para un plantel que económicamente supera con creces al de Peñarol.

El propio Polilla Da Silva lo había dicho hace un tiempo en El Observador: “Sin dudas que Vélez es el rival más difícil del grupo, pero con Peñarol siempre tenemos fe”.

Los hechos acaecidos en Montevideo con los hinchas de Vélez le dan un tono diferente a este partido. Porque, como se sabe, el club de Liniers fue suspendido por la Conmebol y el martes el encuentro se disputará a puertas cerradas.

¿Favorece a alguien? ¿Los dos tendrán menos presión? Se verá en la noche del martes. Lo que queda claro es que no será como una práctica por el simple hecho de que no haya gente en las tribunas. Ambos equipos se juegan mucho y Peñarol se tiene toda la confianza necesaria como para afrontar un compromiso de estas características.

El plantel tuvo poco descanso ya que viene de jugar el sábado ante Bella Vista –partido en el que Da Silva decidió poner a todos los titulares–, mientras que sus rivales descansaron y no estuvieron en la derrota en la hora contra Belgrano de Córdoba el viernes pasado por la noche.

El técnico argentino Ricardo Gareca tiene varias bajas por lesión para este partido del martes. No estarán Fernando Tobio, Fernando Gago, Francisco Cerro, Lucas Pratto y Alejandro Cabral.

Gago, Cerro y Pratto fueron titulares hace dos semanas en Montevideo.

Sin embargo, pudo recuperar a un delantero de fuste como Facundo “Chucky” Ferreyra, quien hizo 30 minutos de fútbol el domingo y el martes será titular.

Peñarol por su parte, como se informó, viaja con todo su potencial y el único futbolista que está entre algodones es el volante Marcel Novick quien fue probado e igualmente saldrá entre los 11 a jugar en el Fortín.

El único cambio que tendrá el equipo titular del martes con relación al que enfrentó a Bella Vista por el Torneo Clausura, será el ingreso de Alejandro González –suspendido para ese encuentro– al lateral derecho, pasando Matías Aguirregaray al mediocampo.

La intención de Da Silva es proteger la zona derecha del equipo, ya que normalmente, el lateral izquierdo Emiliano Papa se suma como un punta más, máxime jugando como local.

En ese contexto, ya en el partido jugado en Montevideo, el Polilla hizo una variante táctico-técnica: los volantes de marca por el medio no fueron Cristóforo-Novick, sino que a este se le sumó el propio Vasquito en esa zona, pasando el juvenil sub 20 a jugar por izquierda.

Aunque no lo reveló, es muy factible que el martes el técnico aurinegro repita el plato, sobre todo en esa zona que es fundamental en la cancha.

La intención es cortar los circuitos que muy bien maneja el rival con la pelota. El hecho es que una vez que eso se pueda lograr –como es intención– el balón sea cuidado y bien jugado, sino, a Peñarol se le hará muy cuesta arriba este compromiso.

Los tres puntos que perdió en la hora ante este mismo Vélez pueden complicar la clasificación si los mirasoles no consiguen unidades. Es que luego de este adversario vendrá Emelec y también como visita.

Peñarol busca sumar para mantener intacta su chance. Es un partido duro que se jugará ante la soledad de las tribunas y en el Fortín, los de Da Silva quieren revancha.

Sin incidentes en Buenos Aires
El plantel arribó el lunes de noche a Buenos Aires y del aeropuerto se fue al hotel sin que se produjeran incidentes con los hinchas rivales.


Populares de la sección

Comentarios