Peñarol y su plantel extenso

Obligado a ganar el Clausura, el aurinegro cierra el año con el dilema de cómo reforzar un plantel que ya tiene a 31 futbolistas

Los tiempos de Peñarol son distintos a los de los demás. Una mala temporada implica cambios. Los ciclos se acortan. La apuesta a los juveniles queda reducida a mínimas oportunidades. La mala actuación del equipo en el Apertura vuelve a poner a Peñarol en un camino conocido: tener que rearmar su plantel. ¿Qué implica ello? Sumar jugadores en busca de soluciones, lo que genera una superpoblación en un plantel que por estos días ya está compuesto por 31 profesionales.

Bajo estas perspectivas el técnico Jorge Goncálvez deberá tomar decisiones,  de las que duelen y dejan secuelas. Todos no pueden jugar. Todos no pueden estar.

Por esa razón, comienza la danza de nombres sobre posibles altas y bajas. Entre los primeros prescindibles que surgieron en el plantel de Peñarol están el lateral Emiliano Albín, Santiago Silva, Ignacio Nicolini y Jonathan Sandoval.

De los cuatro, Albín, un jugador nacido en la cantera del club, que llegó a primera con gran proyección y que se destacó como uno de los referentes de la selección olímpica de Londres 2012, intentó recuperar vuelo el último año y medio, entre Boca Juniors y el regreso a los aurinegros, pero no tuvo éxitos. De cara a 2014 se terminará su ciclo en Peñarol.

Los otros casos, los de Silva, Nicolini y Sandoval, se trata de jugadores que tuvieron escasa participación en el Apertura y que cuando fueron llamado a actuar no se destacaron.

Estos no serán los únicos jugadores que el 6 de enero, cuando Peñarol comience la pretemporada, ya no estén en Los Aromos.

Al mismo tiempo, que intenta reducir su plantel de 31 jugadores, piensa en refuerzos y el gran candidato es Pablo “Bola” Lima, reciente campeón con Danubio. Al lateral suman a la lista de candidatos el paraguayo Nelson Benítez y el uruguayo Pablo Pintos.

El jugador, que tras conquistar el título del Apertura con los franjeados expresó la posibilidad de jugar en otro equipo, es una de las grandes aspiraciones de Peñarol.

El pase de Lima se debe resolver en estos días.

Los problemas para 2014
De cara al Clausura, de los 31 futbolistas del plantel, es seguro que no continuará Miguel Amado. Se pueden sumar los cuatro de la lista de prescindibles, de todas formas, Goncálvez no puede evitar manejar un plantel superpoblado.

Los aurinegros anuncian la incorporación de un arquero. Tema que también tiró sobre la mesa el presidente Juan Pedro Damiani, al anunciar que “Peñarol necesita un golero”.  En ese puesto, el equipo tiene a cuatro jugadores, dos que pelearon la titularidad (Juan Castillo y Danilo Lerda) y dos juveniles (Washington Aguerre y Gastón Guruceaga), en los que el club y el actual entrenador parecen tener cifradas esperanzas.

En el fondo regresa Carlos Valdez recuperado de una lesión que le demandó meses de recuperación. Es titular. Para esa zona del campo están Joe Bizera, Darío Rodríguez, Damián Macaluso y Gonzalo Viera. Por ahora también integran el plantel Sandoval y Emiliano McEachen.

En ofensiva también habrá superpoblación. Es que se da como un hecho el regreso de Juan Manuel Olivera. En esa zona el aurinegro cuenta con Marcelo Zalayeta y Gabriel Leyes. La explosión de Jonathan Rodríguez determina que sea titular, entonces queda lugar para uno solo si el DT mantiene la idea de jugar con dos volantes por las bandas y entonces utilice a Estoyanoff en esa zona. Caso contrario estarán: Mauro Fernández, Carlos Núñez, Estoyanoff, Zalayeta, Leyes, Rodríguez, Santiago Silva y ahora Olivera.

Con este panorama y la obligación de ganar, Tito Goncálvez tendrá que armar un plantel más compacto y más efectivo para el Clausura que comenzará el 1° de febrero.


Populares de la sección

Comentarios