Peñarol y su agujero negro

El técnico Diego Alonso recurrió al olvidado Nicolás Raguso para solucionar algunos de sus problemas de cara a la segunda fecha del Apertura

Vea esta noticia en su versión nostalgia.

 

El asunto trasciende los dos meses que Diego Alonso lleva como entrenador en Peñarol. Fue una cuestión que arrastró también Jorge Da Silva y Gregorio Pérez, sus antecesores. El conductor de los aurinegros no está exento de los problemas en el lateral izquierdo, una especie de agujero negro en Los Aromos y que se extiende a todo el fútbol uruguayo, que Alonso intentará solucionar el próximo domingo en el partido ante Defensor Sporting con la inclusión de Nicolás Raguso.

No sería curioso el caso de Raguso si hubiera tenido continuidad después de aquel gran Apertura 2012, en el que se ganó la titularidad indiscutida y los elogios del actual gerente deportivo del club, Carlos Sánchez, quien expresó a El Observador que estaba en presencia del proyecto de futbolistas que Peñarol buscaba en sus divisiones juveniles.

Sin embargo, con ese torneo que ganó el equipo aurinegro, se terminó el vuelo triunfal del lateral izquierdo, que pasó a las sombras del plantel de Peñarol. En su momento, desde el club para justificar su ausencia, argumentaron a El Observador que el futbolista tenía problemas familiares.

Cuando Da Silva otra vez estuvo en problemas en ese sector en el último Clausura, apeleó a Raguso, a quien hizo jugar cuatro partidos por el torneo local y uno por la Copa. Y volvió a desaparecer. Una suerte similar le ocurrió con Diego Alonso, que en los días que más necesita ganar para salir del pozo y de cara a un partido clave como lo son todos frente a Defensor Sporting, el entrenador recurre al juvenil para solucionar sus problemas.

El técnico preparó ayer el equipo titular con el que afrontará la segunda fecha del Apertura y en las dos formaciones que utilizó ayer en Los Aromos, incluyó a Raguso. Primero como lateral por izquierda y luego como volante por ese mismo sector. Cuando al defensa lo adelantó unos metros, el lateral izquierdo fue Albín y Aguiar jugó como volante por derecha.
Lo que queda claro de cara a un partido que puede levantar a Peñarol o dejarlo aún más abajo en la tabla, es que Raguso cargará con la mochila más pesada. “Estoy muy ansioso y con muchas ganas, porque sé lo que doy todas las semanas en los entrenamientos esperando jugar”, expresó el lateral.

Por una situación similar atraviesa el técnico de Defensor Sporting, Tabaré Silva, que realizará cambios en el lateral izquierdo por la lesión del zaguero Matías Malvino. El sub 20 Gastón Silva marcará la punta y Ramón Arias, que debutó como lateral, pasa a la zaga. El DT violeta no puede creer la racha de lesiones que sufre la defensa de Defensor Sporting desde hace cinco años. “Son cosas inexplicables”, dijo a El Observador.

El plantel de Peñarol volverá a entrenar el viernes de tarde en Los Aromos. El sábado concentra para el partido del domingo y para el que ya están agotadas las entradas para los parciales aurinegros. Los futbolistas de Defensor Sporting entrenan el sábado de mañana y de noche concentran en el estadio Franzini.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios