Peñarol y el manual de la chiquita

Peñarol, para ahorrar en ejercicio de solidaridad, no quiere adelantarle el partido del inicio del Apertura a River Plate

El Torneo Apertura largará bien a la uruguaya. River Plate, el humilde equipo que perdió a sus mejores figuras de cara a la presente temporada y que aún así fue el único uruguayo en superar la primera ronda de la Copa Sudamericana, le pidió a Peñarol, el de presupuesto grueso y camiseta pesada, adelantar el partido debut del sábado al viernes.

La respuesta pinta contundente: no. Se aducen razones de respeto al calendario fijado e incluso económicas.

Cambiar un partido a esta altura no cuesta nada. Y lo está pidiendo el único equipo que sostiene la cascoteada dignidad del fútbol uruguayo en este torneo de segunda que es la Sudamericana.

Pero no. Acá solo importa mi chacra, la solidaridad cuando el desvalido soy yo y el acatamiento de las formas según mi conveniencia. El perfecto manual de la chiquita.

Peor para Peñarol. Le está dando al peligroso River -joven, veloz, voraz- una herramienta motivacional extra para jugar. El sábado.

 


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios