Peñarol vive tiempo de cábalas y de mesura

Por única vez en la semana previa a la consagración, Jorge Da Silva habló con la prensa, destacó la madurez de su equipo y la tranquilidad con la que vive estas horas

El periodista Fernando González, de Punto Penal, abre la conferencia de prensa con el técnico de Peñarol y le pregunta sobre cómo espera el partido del domingo ante Juventud, en el que su equipo puede lograr el título del Apertura. “Bien. Normal. Somos concientes que el domingo podemos coronar el trabajo de hace unos meses. Pero hay mucha tranquilidad, no hay ansiedad y solo existe la euforia lógica que se vive previo a un partido. El plantel es muy maduro”. Jorge “Polilla” Da Silva evita las estridencias y habla lo justo. No quiere apartarse del camino que recorrió hasta la decimotercera fecha del Apertura. Se lo impone la tranquilidad que quiere transmitir, y las cábalas. Las que lo llevan a vestir lo mismo cuando encuentra una racha ganadora, a estacionar el auto en el lugar de siempre en Los Aromos (al costado de la puerta de ingreso, ¡que nadie se lo ocupe porque hay problemas!) y a hablar como lo hizo todas las semanas.

Y prosigue. “Volvimos el martes a los entrenamientos sabiendo que estamos a un partido de ser campeones, pero estamos muy tranquilos. Sabemos lo que debemos hacer en un club como Peñarol”, destaca en una sala de prensa del complejo deportivo de Los Aromos que luce con tantos periodistas como cuando fue presentado como entrenador de los aurinegros en febrero de este año. Incluso, el técnico se sorprende cuando mira la cantidad de periodistas y camarógrafos que lo esperan.

“El equipo demostró madurez, especialmente en los momentos más difíciles en los que el equipo estuvo ordenado, en calma y siempre muy bien plantado. Eso hizo que el equipo se consolidara”, explica el entrenador por qué Peñarol llegó a esta situación privilegiada en el primer torneo de la temporada.

Después lo conducen al análisis del valor del título del Apertura, que los que no lo ganan le quitan valor. “Este primer título sirve porque es un título. Es mentira que no tiene valor, tiene mucho valor, porque es un campeonato ganado más, porque te da ventajas y te obliga a salir para el segundo semestre con las mismas ganas que hasta ahora”.

En medio de la conferencia de prensa destaca la forma en que vive cada día en el complejo de entrenamiento de los aurinegros. “Disfruté desde el primer día venir a Los Aromos”.

Consultado acerca de los 16 años que transcurrieron entre el último título del Apertura y el que puede conseguir el domingo, señaló: “Cuesta creer que haya pasado tanto tiempo y que en ese período hayan pasado tantas figuras y tantos entrenadores y que recién ahora nosotros podamos romper esa racha. Ahora solo esperamos darle la alegría a los hinchas. De todas formas después viene el Clausura y pelear por el Uruguayo que es el gran desafío que tenemos”.

El camino que recorrió Peñarol en el actual Apertura no solo estuvo rodeado de triunfos: en la segunda fecha, después de una derrota y un empate, quedó todo bajo sospecha.

“Estar en esta situación en el torneo nos da tranquilidad. Cuando venimos a Peñarol todos sabemos a qué club llegamos y cuáles son las obligaciones, pero sin dudas esto nos da tranquilidad. Pero fundamentalmente le transmite tranquilidad al hincha y a los dirigentes”.

Y recuerda las peores horas que vivió en el torneo. “En la segunda fecha estábamos todos cuestionados”, recuerda, y agrega: “Habíamos ganado solo un punto en seis disputados, y todos estábamos cuestionados, los jugadores, los técnicos y ahí fue cuando el plantel mostró su carácter. Y todo eso que mostró el equipo en este tiempo le permitió llegar a esta definición”.

Agradece, saluda y emprende la retirada cuando el periodista le pregunta si ya hablaron acerca de cómo van a celebrar el título del Apertura, si los festejos serán medidos o no. “Todavía no hablamos de eso, porque no se habla del título, hay que jugar todavía”, destaca y camina unos pasos, como siempre, hasta el auto, que está en el mismo lugar al costado de la puerta de ingreso. Por las dudas, para que no fallen la cábalas. Y se va.

A puertas cerradas
El plantel de Peñarol realizó ayer el último entrenamiento abierto a la prensa, desde hoy trabaja a puertas cerradas. Este régimen fue el mismo  desde que llegó a Los Aromos. Hoy realizará una práctica de fútbol y mañana confirmará el equipo que enfrentará a Juventud, aunque están despejadas las dudas sobre la oncena que presentará.

Vuelve Novick
Marcel Novick cumplió el domingo en el partido frente a Wanderers la fecha de suspensión por acumular cinco tarjetas amarillas y retorna a ocupar su lugar en el mediocampo. En el movimiento táctico que los aurinegros realizaron ayer de mañana en Los Aromos, Novick formó el doble cinco junto a Grossmüller, la combinación ideal que encontró el técnico para que la mitad del campo mirasol tenga marca y elabración.

Zambrana estará
Jorge Zambrana no fue titular el domingo ante Wanderers porque no estaba en la mejor forma física. El domingo de mañana el técnico le preguntó al futbolista como se encontraba y éste le respondió que se encontraba para 90 minutos. Da Silva decidió darle la titularidad a Aureliano Torres. Contra Juventud, plenamente recuperado, vuelve Zambrana a los 11.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios