Peñarol trabaja en una olla a presión

El plantel busca algo de paz para preparar el partido en Colonia pero los dirigentes se tiraron varios dardos cruzados
Peñarol volvió a los entrenamientos el martes en Los Aromos con las caras largas lógicas de la racha deportiva adversa pero con el objetivo de ganar si o si el sábado para comenzar la recuperación.

"Tenemos 90 minutos el sábado para defender todo el trabajo de la semana", dijo Tomás Costa, uno de los jugadores que tuvo que adoptar el rol de referente ante el éxodo masivo de jugadores experimentados.

Jorge Da Silva no paró a un equipo ya que los jugadores se limitaron a realizar un trabajo regenerativo y de espacios reducidos, sin embargo desde el club se interpreta que el paraguayo Gabriel Ávalos tendrá su chance como titular en una delantera con la pólvora empapada.

Todos tienen algo para decir

El primero en hablar fue Juan Pedro Damiani quien ratificó la permanencia de Da Silva hasta diciembre en una decisión al menos dividida.

Marcelo Areco, del Movimiento 2809, dijo en el programa "Fútbol a lo Peñarol" que él pretendía un cambio de timón: "Nuestra propuesta en directiva fue pensar en un cambio. Los resultados indican que hace falta un revulsivo. Entendemos que esto no es un proceso y, si lo es, ya fracasó".

Sin embargo Andrés Sanguinetti descartó que haya existido una votación: "No hubo 9 votos a favor ni 2 en contra. No se votó nada, no hubo moción de nada".

Populares de la sección