Peñarol tiene un calendario apretado

En poco más de 20 días, el aurinegro deberá jugar siete encuentros y se juega su continuidad en la Copa

El momento de Peñarol tanto en el Torneo Clausura como en la Copa Bridgestone Libertadores dista mucho de ser el mejor, sobre todo, por el fútbol que profesa.

Ante Danubio, el aurinegro ganó y volvió a la lucha por el título, pero luego de anoche, desperdició una ocasión inmejorable para acercarse a la punta.

A eso ahora deberá sumarle un calendario que vuelve a ser apretado en las próximas semanas por la doble competencia.

“Yo prefiero jugar seguido, me gusta que haya partidos entre semana. El jugador se siente mejor así, jugando”, dijo el pasado martes Antonio Pacheco a El Observador.

Lo cierto es que parece que físicamente al equipo no soporta demasiado el ritmo de juego.

El calendario que tendrá por estos días el equipo de Jorge Fossati suma un viaje a Argentina.

Peñarol jugará el domingo en el Estadio Centenario contra Wanderers –equipo que viene de perder un invicto de 12 partidos ante Fénix–. Luego, la semana entrante, el jueves 13, los aurinegros visitarán a Arsenal en Buenos Aires y allí se comenzarán a jugar los últimos boletos de seguir con vida en la Copa. Se sabe que el equipo de Sarandí es el rival a vencer, porque si se le ganan los dos compromisos, las posibilidades de clasificar a la siguiente fase en la Copa se acrecentarán.

Claro que para ello deberá cambiar sustancialmente su modo de juego que es tan irregular.

Luego de visitar al conjunto argentino por la Copa, Peñarol será visitante ante El Tanque Sisley que lo quiere llevar el domingo 16 a Florida, aunque esto es muy difícil que se cumpla por las disposiciones de la Comisión de Seguridad.

Posteriormente, el miércoles 19 recibirá a Arsenal por la Copa en el Estadio Centenario.

Luego, el sábado 22 será el turno de volver a jugar por el Torneo Clausura contra Cerro, también en el Estadio.

El miércoles 26 será el turno de enfrentar a Santos Laguna en el noreste de México en Torreón con todo lo que implica ese viaje que es muy largo.

A su regreso, el 30 de este mes, jugará contra Miramar Misiones.

Es decir que en poco más de 20 días, Peñarol jugará siete encuentros en un calendario apretadísimo.

Se vino el apagón
El partido se suspendió al inicio del complemento durante 16 minutos por un apagón momentáneo.


Populares de la sección

Comentarios