Peñarol tiene menos ataque

Al caerse el pase del paraguayo Salcedo que era quien quería Fossati, ya hay un plan B para crecer en ofensiva

Estaba todo arreglado. Luego de la reunión de la Comisión de Contrataciones de Peñarol que terminó sobre la hora 21 del martes, se habló de la llegada –finalmente– del paraguayo Santiago Salcedo.

Sin embargo, cerca de la medianoche del miércoles, todo se desmoronó en un instante.

El futbolista –quien en la temporada pasada defendió a Banfield y lo ayudó a ascender convirtiendo 17 goles– decidió quedarse en el club argentino.

La historia es la siguiente: Banfield le debe un dinero importante al paraguayo y prometió pagárselo ahora. Pero para ello, le pidió que se quedara. Por esa razón fue que se cayó el pase a los aurinegros cuando estaba hecho y el técnico Jorge Fossati estaba feliz, ya que lo había pedido.

Por eso, Peñarol ya apuesta a un plan B –que ya lo tiene elegido pero su nombre está bien guardado ya que no quieren que trascienda– para que llegue en su lugar.

¿Por qué Fossati pretende un  “9” si normalmente sus equipos no juegan con uno tradicional?

“Él veía a (Marcelo) Zalayeta muy agotado a veces y no lo podía sacar porque entiende que tiene una presencia aérea importante en las dos áreas, por lo que también colaboraba en defensa. Por eso tenía a (Javier) Toledo que daba una mano en ese sentido y también quiere alguien que pueda jugar como pívot, como hacía el argentino”, dijo una fuente del club a El Observador.

Si bien hoy Fossati cuenta con varios puntas, ninguno es “9”: allí están Pacheco, Zalayeta, Estoyanoff, Núñez, Siles y Leyes (aunque es muy factible que este se pueda ir a préstamo a un club argentino). A ellos hay que sumarle a Jonathan Rodríguez, la principal figura ofensiva aurinegra de la temporada pasada quien el jueves emprende viaje desde Portugal hacia Montevideo tras caerse el pase a Sporting Braga.

Ya se fueron el citado Toledo y Mauro Fernández. Pero no hay que olvidar que tampoco estará Luis Aguiar, quien si bien no es delantero, aportó una gran cuota ofensiva en la temporada pasada con nada menos que 11 goles y seis asistencias. Tres de esos tantos se los convirtió a Nacional en los dos encuentros oficiales.

No caben dudas que el potencial ofensivo de Peñarol hoy es menor a cuando terminó el campeonato y es un tema que desvela a Fossati.

Los dirigentes trabajan en ese plan B que deberá ser el A para que no merme el poder atacante de un equipo que necesita imperiosamente buscar alternativas válidas en ese aspecto.

Acuerdo con Gonzalo Viera
La buena noticia que tuvo el conjunto mirasol –y también Fossati, quien pidió que se quedara– es que se queda Gonzalo Viera ya que se llegó a un acuerdo con Cerro Porteño por un préstamo de un año más.

Al futbolista se le había terminado el contrato el 30 de junio, y hasta allí había entrenado con los aurinegros en la mayor parte de la pretemporada. No viajó a Asunción y entrenó aquí con un preparador físico. Solo queda el papeleo.


Populares de la sección

Comentarios