Peñarol, tan cerca y tan lejos

Con un muy mal arbitraje de Cunha quien no vio dos claros penales para el equipo de Da Silva, el aurinegro –que no encontró nunca su juego– fue goleado por Wanderers y dejó pasar una gran chance

Cuando llegan los finales de los campeonatos, todos se preocupan. Los que están por ser campeones, los que pueden descender, los que quieren entrar en alguna copa internacional.

En el caso de Peñarol, le preocupan los arbitrajes y tiene toda la razón. Por algo el miércoles pasado Referí consultó en la conferencia de prensa en Los Aromos al tecnico Jorge Da Silva si le preocupaban los arbitrajes. Y su contestación fue esta: "Sí, me preocupan los arbitrajes. Creo en la honestidad del arbitraje uruguayo pero sí me preocupa porque son instancias decisivas y cualquier determinación que pueda tomar un juez y no sea acertada puede definir el torneo para un lado o para otro. Tenemos que prepararnos para pelear contra todo porque cualquier detalle puede cambiar el trabajo de todo un año, la ilusión de todo un plantel y la hinchada. Los números a mí me preocupan. Peñarol tiene 11 goles en contra y seis fueron de penales en contra en 12 partidos. Y tuvimos uno solo a favor".

¿Y qué pasó el sábado ante Wanderers en el Viera? Andrés Cunha –y sus asistentes– no vio dos claros penales. Ambos pegaron en la mano de Gastón Bueno. El primero, fue a los 27 minutos con el encuentro 0-0 tras un centro de Nahitan Nandez. El otro, mucho más claro, a los 54', cuando cabeceó Diego Rossi y el balón dio de lleno en la mano derecha del zaguero bohemio. Era el 2-2 en caso de que se hubiera convertido.

Para peor, luego del córner que dio en esa jugada Cunha, llegó el tercero de los bohemios que se pusieron 3-1.

Entonces, a partir de todo esto, surgen distintas preguntas que trataremos de contestar.

¿Fue determinante el mal arbitraje de Cunha para que perdiera Peñarol? Sí.

¿Fue solo por ese mal desempeño del árbitro que cayó el conjunto aurinegro? No.

¿Qué otras compronentes influyeron? El fútbol de Wanderers y el fútbol de Peñarol. El primero jugó. El líder de la Tabla Anual, no mostró prácticamente nada.

Resulta extraño explicar prácticamente todos los fines de semana que Peñarol es un equipo que sigue sin encontrar el rumbo en la cancha, que vive a influjos de alguna individualidad que cada tanto despierta. Pero es así.

¿Qué responsabilidad tiene Da Silva en esta derrota? Mucha.

En varias ocasiones acertó con los cambios que ayudaron a que el equipo en pleno partido mejorara y lograra victorias que parecían no aparecer nunca. Sin embargo, tanto en el clásico como el sábado, se equivocó. Ante Wanderers no tanto en los cambios, sino más bien en la conformación del equipo.

La suspensión de Guillermo Rodríguez llevó a Maximiliano Olivera otra vez a la zaga central. Hasta allí, todo bien, más allá de que el futbolista el sábado no anduvo bien.

Pero colocar a Andrés Rodales con el perfil cambiado como lateral zurdo, fue un error que quedó patente. Las subidas de Alex Silva en el primer tiempo hicieron estragos por ese sector. ¿Por qué? Porque no solo Rodales no podía con él, sino que normalmente le hacían el 2-1 con Adrián Colombino porque Maximiliano Rodríguez no bajaba a ayudar en la marca. Esa planificación es pura responsabilidad de un técnico que últimamente parece desnorteado, desconcertado, tal y como se encuentra Peñarol.

¿Qué pasa con Diego Forlán? Nada. Literalmente. Y el hincha ya lo reprobó en la cancha con sus gritos.

Cunha influyó en el resultado pero no tiene la culpa de que Peñarol juegue tan mal. Pero mire que fue así, ¿eh? Pobrísimo.

Tampoco tiene la culpa de que Diego Riolfo con su metro 70 les haya ganado a todos en un córner y la haya peinado al segundo palo para poner el 2-1.

Menos tiene que ver con el enorme despliegue de Gastón Rodríguez, quien estuvo a minutos de firmar con los aurinegros hace unos meses y todo quedó para junio. Dos goles –uno cuando terminaba el primer tiempo, en el momento que más duele– y una asistencia para ese tanto de Riolfo.

El hincha de Peñarol podrá decir: "Pero esto de Cunha fue como el segundo penal del clásico, 'sacó' a los jugadores del partido". A esta altura del profesionalismo, a esta altura del campeonato cuando hay tanto en juego, no se pueden ocultar en una excusa tan trivial. El sábado, los que metían como si fuera una final en el primer tiempo, eran los futbolistas de Wanderers, los mismos que acaban de zafarle al descenso.

No puede ser tan desparejo el fútbol uruguayo. Peñarol está ahí arriba de milagro a esta altura.

Wanderers fue un equipo sobrio, que manejó los tiempos, con dos grandes laterales y muy buenos rendimientos del medio hacia arriba con Colombino, Diego Scotti y los iluminados Riolfo y Gastón Rodríguez. Y ganó muy bien, más allá de los errores de Cunha. Ojo, y Peñarol también perdió muy bien porque no solo no supo reponerse a esos imponderables imperdonables, sino que no mostró juego asociado siquiera cuando el partido estaba 0-0.

Peñarol está en la disyuntiva gigantesca de estar tan cerca del título y tan lejos a la vez. El árbitro lo perjudicó, pero, como hizo Da Silva tras la goleada recibida, debe tener un poco de autocrítica.

WANDERERS 4

Leonardo Burián 5

Alex Silva 6

Gastón Bueno 5

Emiliano Díaz 5

Martín Rivas 6

Adrián Colombino 6

Diego Scotti 6

Javier Cabrera 6

Diego Riolfo 8

Gastón Rodríguez 8

Sergio Blanco 5

DT: Gastón Machado

PEÑAROL 1

Gastón Guruceaga 7

Matías Aguirregaray 5

Carlos Valdez 5

Maximiliano Olivera 4

Andrés Rodales 4

Nahitan Nandez 6

Marcel Novick 5

Federico Valverde 5

Maxi. Rodríguez 5

Diego Forlán 3

Diego Rossi 4

DT: Jorge Da Silva

CAMBIO EN WANDERERS: 59' Santiago Martínez (5) x Blanco, 81' Rodrigo Rivero x Cabrera y 88' Joaquín Verges x Riolfo

CAMBIOS EN PEÑAROL: 45' Cristian Palacios (4) x Forlán, 59' Hernán Novick (5) x Valverde y 67' Nicolás Albarracín (4) x Aguirregaray

CANCHA: Parque Viera

JUEZ: A. Cunha (2)

GOLES: 45+1' y 55' G. Rodríguez (W), 46' M. Rodríguez (P) de penal y 51' y 75' Riolfo (W)

TARJETAS AMARILLAS: Cabrera, Silva y Colombino (W) y Olivera y H. Novick (P)


REUNIÓN URGENTE EL DOMINGO DEL CONSEJO POR LOS ARBITRAJES
El consejo directivo de Peñarol se reunirá el domingo en el Estadio Campeón del Siglo para analizar el tema del arbitraje de Andrés Cunha del sábado y qué hacer con el Colegio de Árbitros.
La reunión extraordinaria se llevará a cabo a pedido del presidente de la institución, Juan Pedro Damiani y allí se resolverá qué hacer con los jueces en la recta final del Campeonato Uruguayo.


"LE DIMOS VIDA A TODOS", DIJO DA SILVA
El técnico de Peñarol, Jorge "Polilla" Da Silva, fue autocrítico con el rendimiento de su equipo, más allá de los errores del árbitro.

"La presión de tener que ganar nos llevó a equivocar los caminos y Wanderers lo aprovechó muy bien", explicó el entrenador carbonero.

Consultado por el arbitraje de Andrés Cunha dijo: "No me voy a meter con el tema del arbitraje. Ustedes ya vieron lo que pasó. Si se daba lo que todos vimos, el partido cambiaba y ellos se quedaban con un hombre de menos. Andrés es uno de los mejores árbitros del país, pero también se equivoca. Reitero que no me voy a meter en este tema. Tengo demasiados problemas con el equipo para encarar estos partidos que vienen".

"Han pasado muchas cosas durante el campeonato, pero no se justifica que juguemos así", añadió.

"Los jugadores quedaron anímicamente golpeados tras esta derrota. Seguimos teniendo
posibilidades y vamos a pelear estas dos fechas que nos quedan", agregó.

A su vez, sostuvo que "lo habíamos hablado, era hoy (ayer) el partido para nosotros. Jugar primero y lograr una victoria iba a ser un golpe duro para Nacional. Esto le da vida a todos y a nosotros nos pone muy cuesta arriba".

Acerca del hecho que otra vez los futbolistas se "sacaron" de la bronca en la cancha, dijo: "Ese desorden nos sucedió el otro día en el clásico y hoy (ayer) otra vez. No puede ser".

LAS FRASES
"Tengo que tener responsabilidad en mis dichos por la gente; estamos todos muy nerviosos".

"¿Hay garantías para terminar un campeonato así? Las circunstancias están un poco raras".

"Son partidos apretados en los que se juega muchísimo y estos (los de Cunha) son errores muy gruesos".
Walter Pereyra
Vicepresidente de Peñarol


Populares de la sección

Acerca del autor