Peñarol siempre se desarma en el segundo tiempo

Le pasó en los tres partidos que jugó y en lo internacional, lo pagó con dos puntos

Tres partidos jugados y sigue invicto. Sin embargo, hubo un común denominador en cada uno de estos encuentros y es el hecho de que Peñarol se derrumba física y futbolísticamente en los segundos tiempos.

Le pasó luego de una muy buena primera parte ante Cerro en el debut del Torneo Clausura, también en Rivera contra El Tanque Sisley y terminó con Sporting Cristal en Lima.

Pero hubo jugadores que se mostraron visiblemente cansados como Luis Aguiar quien caminó durante gran parte de los últimos 45 minutos, o hasta el propio Diego Forlán (¡sí, Forlán!) en Rivera.

¿Qué es lo que sucede? No se trata de encontrar a un culpable y mucho menos hablar del preparador físico Pablo Placeres quien hace muy poco que está trabajando en su regreso con el Polilla Da Silva. Pero queda claro que el equipo se desinfla en los últimos 45 minutos.

Y lo peor aún no llegó, ya que de aquí hasta el 15 de marzo cuando reciba a Atletico Nacional de Medellín por la Copa –luego de haber viajado para jugar la ida– disputará otros seis partidos entre lo local y lo internacional.

Los puntos débiles

Más allá de todo esto, y de que Peñarol mostró momentos interesanetes en Lima, tuvo desatenciones muy claras.

Por ejemplo: en los primeros 10 minutos, Sporting Cristal tuvo cuatro jugadas de gol que marró o que Gastón Guruceaga –la gran figura aurinegra– salvó.

Otro tema en el que Peñarol pecó fue en la falta de tenencia de la pelota, un mal endémico del fútbol uruguayo. Y ni que hablar cuando de pases se habla porque fueron muchos los errados.

Ni que hablar cómo se quedó todo el mundo en el gol del empate que llegó luego de una pelota quieta.

La falta de fútbol de Nicolás Freitas fue notoria. Además, los dos laterales apenas subieron y en la marca, Aguiar dejó demasiado solo a Olivera a quien le hacían constantemente el 2-1.

Si bien el Polilla recién se hizo cargo del equipo, aún tendrá mucho trabajo en sus manos.



LOS LATERALES APENAS CRUZARON LA MITAD DE LA CANCHA

Ni el Vasquito Aguirregaray por derecha, ni Maximiliano Olivera por izquierda, subieron con criterio como para dar una mano en ofensiva contra Sporting Cristal. Faltó peso ofensivo por las puntas.

Matías Aguirregaray

NANDEZ COMO VOLANTE POR DERECHA

El Polilla Da Silva determinó que Nahitan Nandez saliera del doble 5 y jugara en una linea de 4 recostado en la derecha. Fue la primera vez que lo hizo y allí ganó y perdió con sus rivales.
Nahitan Nandez

TOMÁS COSTA FUE DE LO MEJOR

El argentino Tomás Costa volvió a ser de los mejores futbolistas de Peñarol en la mitad de la cancha. Resultó muy importante en la primera parte con varios quites decisivos.

Tomás Costa

AGUIAR ES UNO ARRIBA Y OTRO MARCANDO

Luis Aguiar fue el mejor jugador de Peñarol en el pasado Apertura. Pero jugando como volante abierto por izquierda –como en Lima– tiene que ayudar en la marca mucho más. Dejó muy solo a Olivera porque estaba cansado.
Luis Aguiar

FORLÁN TIENE QUE LEVANTAR

Para este equipo de Peñarol, Diego Forlán es un lujo y un jugador muy importante. Hasta ahora ha rendido mucho menos de lo esperado y en Lima –en un día muy especial por el nacimiento de su hijo– fue ampliamente superado por los rivales.

Diego Forlán

MURILLO ESTUVO MUY SOLO ARRIBA

El colombiano Miguel Murillo no defraudó. Otra vez mostró presencia, dio la asistencia para el gol y luchó muy solo arriba. Terminó extenuado y se perdió un gol solo de cabeza tras un gran centro de Diego Ifrán que podía haber sido el 2-1 ern el final.

Miguel Murillo


Populares de la sección

Acerca del autor