Peñarol se juega más que tres puntos

El aurinegro llega cansado y con poco fútbol ante Cerro Largo

Luego de una derrota lacerante ante Emelec en los últimos minutos, que lo complicaron mucho en sus posibilidades de acceder a los octavos de final de la Copa Bridgestone Libertadores, Peñarol intenta levantar cabeza nuevamente en uno de sus peores momentos futbolísticos y anímicos de la temporada cuando enfrente esta tarde a Cerro Largo por el Torneo Clausura.

Sin dudas que los dirigidos por el Polilla Da Silva esta tarde se juegan más que tres puntos, ya que con un ojo miran la tabla de este certamen y con otra la Anual en la que por ahora le llevan tres puntos a su más cercano perseguidor, Defensor Sporting y seis al rival eterno.

Además, por si faltara un aditamento extra, cabe recordar que el plantel de Peñarol viene de un viaje extenuante a Guayaquil que entre ida y vuelta le insumió unas 24 horas. Llegaron el miércoles por la noche, el jueves apenas se movieron y el viernes entrenaron fútbol de cara al encuentro del sábado.

Para sumar contras para Da Silva, esta vez no podrá contar con más futbolistas lesionados. A los que ya venían golpeados como Darío Rodríguez, Fabián Estoyanoff y Miguel Amado, ahora se sumaron Carlos Grossmüller con una lumbalgia, el argentino Mauro Fernández con tendinitis y Damián Macaluso, quien viajó a Guayaquil lesionado y ni siquiera fue tenido en cuenta para el banco de suplentes ante Emelec y que seguramente el viaje no le debe haber hecho nada bien luego de su desgarro de aductores.

Además, el Polilla por cuestiones técnicas dejó afuera al paraguayo Aureliano Torres.

De todas formas, Baltasar Silva mejoró de su esguince de tobillo y podrá estar, y hasta la misma tarde del viernes esperaron a Marcelo Zalayeta.

En el rival, Cerro Largo, el técnico Danielo Núñez no podrá contar con Bruno Silva –jugador fundamental–, así como tampoco con Ruiz, Neves ni el juvenil de la sub 20, Gabriel Fernández, quien regresó con un esguince de tobillo.

Los rivales de Peñarol que vienen arriba, están esperando un traspié que se viene venir desde hace un tiempo,  pues el equipo de Da Silva no es el mismo en este Clausura: ha sentido la doble competencia y las ausencias por lesiones de futbolistas claves.

Lo positivo en los aurinegros es que en la fecha pasada, el goleador Juan Manuel Olivera terminó con una sequía de seis partidos sin anotar.

Cerro Largo, en tanto, le saldrá al cruce el sábado a Peñarol en un partido en el que los aurinegros no pueden permitirse cometer errores.


Populares de la sección

Comentarios