Peñarol rescató un punto y nada más

El aurinegro cerró una semana negra luego de perder por la Copa y sacar un punto agónico ante Fénix

Fénix y Peñarol igualaron 2-2 con goles de Angelo Gabrielli y Fabián Estoyanoff por el local y Cristian Rodríguez y Nahitan Nandez en la visita, en una tarde donde el equipo de Leonardo Ramos volvió a demostrar un rendimiento llamativamente bajo pero mostró también un plus de rebeldía que parecía perdido en Bolivia.

En el primer tiempo Peñarol salió decidido a abrir el marcador, con la presencia de Gastón Rodríguez, Lucas Cavallini y Junior Arias en ataque, pero fue una lágrima. Sin generación de juego, con un Nahitan Nandez demasiado impreciso y con Cristian Rodríguez bien escalonado, el equipo de Leonardo Ramos no logró inquietar el arco de Darío Denis.

La polémica tuvo lugar en el primer tiempo cuando el árbitro del partido decidió no sancionar un penal a favor de Peñarol luego de que Ignacio Pallas impactara su codo contra el rostro de Cavallini dentro del área.

Peñarol se ofuscó, perdió los nervios y la pelota y un centro exquisito de Fabián Estoyanoff sirvió para que Angelo Gabrielli abriera el marcador. El volante de Fénix quedó tendido en el piso luego de que Gastón Guruceaga se lo llevara puesto en la jugada del gol y no pudo continuar. Gustavo Ferrín mandó a Roberto Fernández a la cancha y reacomodó las piezas de un equipo albivioleta que se adueñó del trámite definitivamente.

En el segundo tiempo Peñarol volvió a darle libertad absoluta a Fabián Estoyanoff que tenía guardado lo mejor de repertorio para el final y luego de una corrida en solitario, donde todos amargaron a cortarlo y nadie lo hizo, definió cruzado ante un Guruceaga estático para firmar el 2-0.

El gol, que Estoyanoff no gritó, terminó por tirar al suelo la estantería de Peñarol que desfiguró su sistema y con los ingresos de Nicolás Dibble y Diego Rossi por Gastón Rodríguez y Alex Silva asumió otra fisonomía.

El equipo de Leonardo Ramos se desesperó y fue con todo en busca de un descuento que solo llegó por la frescura de Diego Rossi y la técnica del Cebolla Rodríguez. El juvenil limpió la pelota entre tanto pelotazo y el volante de la selección mandó un latigazo seco, de zurda y de afuera del área para poner en carrera a Peñarol.

El final del partido encontró a dos equipos opuestos. Peñarol fue al frente sin ideas ante un Fénix que se olvidó de la pelota para refugiarse en su cancha. Y la ambición le dio un premio consuelo al aurinegro, ya que a los 87 minutos un despeje de la defensa de Fénix tras un centro de Diego Rossi terminó con un golazo de Nandez tras un zurdazo que dejó a Denis sin acción.

En los últimos minutos no se superaron y Peñarol, que logró salvar el invicto, sumó su tercera igualdad en un torneo donde Cerro, Defensor Sporting y Nacional pueden sacarle demasiada distancia en pocas fechas.

Embed



Populares de la sección