Peñarol: razones de un equipo agotado

El cambio de DT en medio de la pretemporada y la exigencia sin descanso dejaron fuera a los referentes
Apenas ocho partidos oficiales y tres referentes con lesiones musculares es el saldo de Peñarol en el inicio de 2016.

Luego de un estreno auspicioso por la Copa Libertadores y una goleada ante Defensor Sporting, el equipo cayó en un pozo.

Por sanidad ya pasaron siete futbolistas, (Thiago Cardozo, Nicolás Albarracín, Diego Ifrán, Diogo Silvestre, Carlos Valdez, Guillermo Rodríguez y Diego Forlán).

Entre los lesionados musculares hay un patrón que se repite: los tres futbolistas de mayor edad son los que más minutos jugaron, los que menos descansaron y tuvieron el mismo final: quedaron afuera.

Este escenario tiene dos responsables: la poca visión deportiva de los dirigentes de cambiar un cuerpo técnico a una semana de iniciar la competencia y un calendario de verano que conspira contra cualquier preparación.

Modesto Turren, preparador físico del destituido cuerpo técnico de Pablo Bengoechea, cree que la pretemporada inicial es compleja por compromisos: "En la primera parte del año se complica por un tema de calendario. Hay pocos días y aparecen los famosos partidos de verano que hay que atender".

Consultado sobre si los futbolistas uruguayos están aptos para la doble competencia, Turren agregó: "Apto está, no está acostumbrado".

Esa misma visión la comparte Juan Ahuntchain, director deportivo de Peñarol: "Hay un tema que son los viajes. Para llegar a Medellín hicimos 13 horas de viaje entre vuelos y escalas. No es como en Europa que estás a dos horas de cualquier lado. Hay un desgaste extra y el fútbol uruguayo es un fútbol cómodo. Se juega una vez por semana y no salís de Montevideo. Al tener esa comodidad todo lo de afuera te choca más. En todos los países se viaja más y acá cuando te toca ir al Cerro se dice `uy el Cerro`, como si fuera muy lejos".

Pero hay un factor clave: el poco descanso de los referentes. Del partido ante Huracán (derrota 0-1) al empate con Sud América (1-1) pasaron 72 horas donde el cuerpo técnico no apeló a la rotación y se lesionaron tres jugadores.

Según confirmó Edgardo Rienzi, Carlos Valdez tuvo una rotura de cinco milímetros y recién quedará apto para volver luego de los partidos ante Atlético Nacional y Racing, Diego Forlán experimentó una distensión muscular con un pequeño edema en la zona sin rotura de fibras y Guillermo Rodríguez, el más optimista en su recuperación, tuvo una sobrecarga.

"Los primeros partidos los tenían que jugar los titulares porque pensábamos que el desgaste iba a venir mas adelante. Nos sorprendieron las lesiones tan rápido", reconoció Ahuntchain.

Pablo Placeres, preparador físico de Jorge Da Silva, afirmó algo que está a la vista: "Nosotros en el periodo preparativo no estuvimos. Llegamos una semana antes del amistoso con Plaza Colonia y empezó la competencia. Van siete semanas de trabajo y en tres tuvimos doble competencia. El cuerpo técnico anterior tampoco pudo prepararse por los partidos de verano".

Las semanas que son de simple competencia, lejos de aumentar las cargas se deben dedicar al descanso: "Cuando no hay competencia doble, se recupera. Sabemos que si manejamos una rotación inteligente vamos a lograr los objetivos".

Placeres, que es optimista con el futuro de Peñarol, explica que las presiones de los equipos grandes reducen la chance de hacer experimentos: "Carlos, Guillermo y Diego jugaron el 100% de los minutos. Hay factores que juegan como la importancia de los jugadores para el equipo y que Peñarol está obligado a ganar el Clausura y la Copa".

Consultado sobre el parate del Clausura, Placeres agregó: "Favorece porque venimos de dos semanas intensas. Lo que más cuesta recuperar es la cabeza. De esta semana dormimos cinco
noches fuera de casa por concentraciones y viajes".

Para Placeres, la receta que un equipo uruguayo debe adoptar para ganar la Libertadores es prepararse durante todo un año, acumular una buena base física y respetar los plazos de trabajo: "Atlético Nacional hace dos años que gana y pelea los campeonatos. Va afinando aspectos puntuales para definir la Copa, va depurando el plantel y eso te acerca a los objetivos. El equipo uruguayo que aspire a ganar la Copa Libertadores va a tener que estar muy fino físicamente, porque sabe que va a tener que correr más que muchos rivales".

Las siete lesiones según Edgardo Rienzi

Thiago Cardozo: "Thiago sufrió un esguince de rodilla en un partido de Tercera División. Mostró un edema en el ligamento luego de la resonancia".

Guillermo Rodríguez: "Tuvo una contractura pero es quien está mejor de los titulares. Somos optimistas en que pueda jugar la revancha contra Atlético Nacional".

Carlos Valdez: "Sufrió una rotura de cinco milímetros. Hasta el final de marzo no estará disponible. Será baja ante Atlético Nacional en Montevideo y ante Racing por el Clausura".

Diogo Silvestre: "Tuvo una contractura en el gemelo interno. Cargó el gemelo entrenando pero ya tiene el alta médica".

Nicolás Albarracín: "Sufrió un traumatismo producto de un golpe en el pie ante Sud América. La lesión no reviste gravedad pero no pudo jugar por el dolor que tenía. Está evolucionando bien".

Diego Ifrán: "Sufrió un golpe en un amistoso ante Rampla Juniors en Los Aromos. Le dejó un traumatismo con hematoma en la cadera".

Diego Forlán: "La resonancia magnética descartó el desgarro. Se trata de una distensión muscular con un pequeño edema en la zona. No hubo rotura de fibras y será evaluado su respuesta cuando se le aumenten las cargas".


Populares de la sección

Acerca del autor