Peñarol puso un bozal a sus dirigentes y tienen prohibido hablar del Polilla

La directiva aplicó el régimen de Comisión General. "Fue para no hacer mal al club. Vamos a ver si bancan", dijo el presidente Damiani

Peñarol aplicó una especie de bozal legal a sus dirigentes que, desde la tarde del martes, tienen prohibido hablar del técnico Jorge Da Silva.

La nueva orden se aplica en procura de la unidad del club que reclama el presidente Juan Pedro Damiani. "En Peñarol nos estamos pareciendo a otros equipos que nunca me gustaron", expresó el presidente.

Damiani explicó en el programa 100% Deportes de Sport: "La Comisión General está en el estatuto de Peñarol. En la época de mi viejo se usaba. No la pedí yo, la pidió un directivo pero no la pidió el presidente. Fue para no hacer mal al club. Hay que ver si bancan (sus compañeros sin hablar). Es una cuestión institucional. Cuando se dicen que son privadas las conversaciones, son privadas. Por algo en el estatuto lo pusieron cuando no había ni redes sociales".

Damiani dijo que muchos de sus compañeros que salen a criticar por los medios, en la reunión de directiva se llaman a silencio. "Sería bueno que grabaran las reuniones porque son muy amenas, no pasa nada. Sería bueno hablar adentro no hablar afuera".

Luego agregó: "Después que ganamos el campeonato el 85% de la gente quería un cambio de técnico pero yo no le doy bola a las redes sociales, yo manejo el club con mis convicciones.Yo los mantengo o no los mantengo a los técnicos en función de lo que yo creo.

Damiani le respondió a los periodistas que "estaban desesperados para que le diera salida a Da Silva. Después del partido estaba esperando. Esta es la última entrevista en mucho tiempo".


Populares de la sección