Peñarol pone a prueba su idea

Da Silva pondrá el sábado en cancha el equipo que mejor se adapta a su planteo táctico
En tres semanas el Polilla Jorge Da Silva atravesó un torbellino de decisiones: asumió en un Peñarol revolucionado por la destitución de Bengoechea, y rápidamente analizó lo que había y le dijo a los dirigentes lo que necesitaba, sobre todo luego de quedarse sin Marcelo Zalayeta. Mientras veía entrenar y jugar al equipo –y confirmaba lo que le faltaba–, los dirigentes trabajaban para cumplir sus pedidos. Empezó el torneo con los nombres definidos, aunque no todos en condiciones de jugar. Pero ahora, para la segunda fecha, dispuso de una semana en la que pudo trabajar con el equipo que considera se acerca más al titular.

Como le gustaba decir a su predecesor, "esto es fútbol", y un mal resultado el sábado en Rivera puede volver a hacerlo barajar de nuevo. Pero si se dan el resultado y el rendimiento, Jorge Da Silva puede haber encontrado el equipo titular que tanto estaba buscando.

La pregunta es importante, además, porque es el último partido antes de empezar la seguidilla de torneo y copa, lo que le obligará a rotar. En ese sentido, siempre es más fácil cambiar cuando se sabe la idea madre a la que se debe volver.

cancha

Allí está uno de los puntos centrales del partido de mañana: ver si el equipo que más cumple con las ideas del entrenador empieza a darle respuestas. O a completarlas, porque el que jugó en la primera fecha del torneo ante Cerro estuvo rengo: le respondió en buena forma en ataque, pero arrastró muchas de las interrogantes que venían de la era Bengoechea en defensa.

Al llegar, Da Silva había dicho que necesitaba un 9 de área, con tamaño, que aguantara pelotas y obligara al rival a destinar recursos defensivos. Le trajeron al colombiano Murillo. También pidió un hombre en defensa, y le trajeron a Maxi Olivera, que debutará en el lateral izquierdo, pero también puede jugar en la zaga, donde el carbonero parece tener menos opciones que las deseadas. El DT también quería un hombre rápido por derecha, y aunque no se lo trajeron, empezó probando con uno de los refuerzos con mejor rendimiento hasta ahora, el creativo Maxi Rodríguez.

Con todo eso se podrá saber si el equipo del sábado cumple con las ideas que planteó Da Silva desde el inicio: un equipo veloz, que presione en toda la cancha, que marque pero tenga buen pie y peso en los últimos metros; que llegue por los costados con velocidad pero también tenga manejo suficiente para lastimar por adentro.

El juego, como siempre, tendrá la última palabra.

Populares de la sección

Acerca del autor