Peñarol perdió la brújula en el norte

El aurinegro dejó sus primeros dos puntos, pero lo peor es que no encontró su juego

Así no. Seguramente Bengoechea se lo dirá a sus dirigidos que se despertaron en el segundo tiempo luego de jugar solo 15 minutos en el primero.

Así no porque el campeonato se va a hacer cuesta arriba y porque va a costar mucho.

Peñarol fue muy irregular en todas sus líneas luego de un comienzo de 15 minutos prometedores.

En ese lapso llegó un verdadero golazo de cabeza de Jonathan Urretaviscaya -el más claro por destrozo- tras un gran centro de Marcelo Zalayeta.

Iban 9 minutos y hasta ese momento había un solo equipo en la cancha que era el dirigido por Pablo Bengoechea.

La velocidad de Urretaviscaya contagiaba. Entonces se veían los desbordes de Rodales por derecha, algún pique de Antonio Pacheco por izquierda y éste estuvo a punto de convertir el segundo que se fue apenas por arriba del travesaño a los 13’.

Sin embargo, llegó otro golazo, pero esta vez, para Tacuarembó que cambió radicalmente las cosas.

Entonces fue el conjunto del norte el que tomó las riendas. Le ganó en todos los lugares del campo de juego y con riqueza de matices, se adueñó de la pelota y fue el verdadero protagonista.

Peñarol se desordenó, comenzó a jugar al contragolpe y con algunos pelotazos sin rumbo, el nerviosismo se instaló en Rivera.

Un equipo grande no puede darse esos lujos y Peñarol en esa primera parte lo pagó caro y estuvo a punto de pasarla peor porque Nicolás Fagúndez estaba encendido luego de haberle dado el gol del empate al interminable Aldo Díaz. Tuvo un tiro libre que pasó cerca y una volea que Migliore tiró al córner a los 44’. Antes, Carvalho estrelló un cabezazo en el travesaño.

En la contra, Zalayeta levantó un centro para Aguiar y este estuvo a punto de poner el segundo.

Peñarol jugó lleno de volantes pero esta vez, con ese desorden antedicho, se olvidó de la punta izquierda porque el Japo Rodríguez y Aguiar se superponían en el medio sin mostrar su juego.

El segundo tiempo no tenía demasiadas variantes en el juego. Tacuarembó se conformaba y mucho con el empate y dejaba pasar los minutos. Entonces Bengoechea se dio cuenta que había que cambiar la pisada. O al menos intentarlo. Entraron Píriz y Facundo Rodríguez para buscar dinámica ofensiva y al principio se consiguió cuando se formaron sociedades con Urretaviscaya que seguía en gran ritmo y nivel.

Migliore había tenido una salida en falso que perfectamente le pudo costar un gol insólito.

Luego Urretaviscaya inventó él solito arriba y el arquero Deniz se agigantó.

Peñarol se hizo dueño de la pelota y de las acciones. Comenzó a llegar con peligro y a crear situaciones, una diferencia bastante grande con lo mostrado en la primera mitad. Otro desborde de Zalayeta dejó solo al Japo Rodríguez que erró un gol increíble.

Todo ese esfuerzo no se transformó en el fútbol que Bengoechea quiere. Ni por asomo. Olivera entró en los minutos finales y también falló un gol solo.

Así se le fueron los minutos a Peñarol sin pena ni gloria. Así perdió los primeros dos puntos en este campeonato. Así Tacuarembó celebró el empate como si fuera una victoria y tiene por qué, ya que su plantel es muy inferior al del grande y sumó doble en la tabla del descenso.

Peñarol tiene que repensar su juego, sino, se le va a complicar. 

TACUAREMBÓ 1-PEÑAROL 1

TACUAREMBÓ: Deniz; Dutra, Padula Castro, Carvalho, Marcos González; E. González, Assis, Maciel, N. Fagúndez; Aldo Díaz y Porcile.

Cambios: 54' Fernando Lima x Porcile, 66' Octavio Siqueira x Díaz y 76' Ferreira x Fagúndez

PEÑAROL: Migliore; Rodales, Valdez, MacEachen, Diogo; Sandoval, Luis Aguiar; Urretaviscaya, Japo Rodríguez; Pacheco y Zalayeta.

Cambios: 60' Facundo Rodríguez y Sebastián Piriz x Diogo y Sandoval, y 83' Juan Manuel Olivera x Rodales

GOLES: 9' Urretaviscaya (P), 16' Aldo Díaz (T)

Cancha: Atilio Paiva, Rivera
Juez: Andrés Cunha


Fuente: Marcelo Decaux, enviado a Rivera

Populares de la sección

Comentarios