Peñarol paga las consecuencias del clásico

Ramón Arias enyesado, Guzmán descartado, Cebolla sobrecargado y Affonso golpeado

Por estas horas Peñarol toma contacto con la realidad. La sanidad y el cuerpo técnico se encuentran con las consecuencias del clásico. Y la realidad es que Leonardo Ramos la tiene complicada para armar el equipo de cara al partido del sábado ante Juventud en el Campus de Maldonado.

La batalla clásica dejó a Ramón Arias enyesado, Guzmán Pereira con esguince, el Cebolla Rodríguez recargado y Mauricio Affonso golpeado.

Los casos más complejos son los de Arias y Guzmán. El defensa sufrió un golpe en el antebrazo y debido al dolor que acusaba fue trasladado a un centro asistencial ya que se temía por una fractura. Se descartó.

Sin embargo, debido al dolor, se lo enyesó y es complicado que pueda jugar el fin de semana.

Guzmán Pereira está prácticamente descartado debido a que salió de la cancha con esguince de rodilla.

En esa zona el técnico Ramos volverá a contar con el regreso de Marcel Novick que cumplió con el partido de sanción tras su expulsión ante Sud América.

Otro de los sentidos es el Cebolla Cristian Rodríguez que se volvió a sobrecargar en la zona de aductores. Su presencia en el equipo el sábado dependerá de la evolución. Al tiempo que el delantero Mauricio Affonso terminó golpeado pero no tendrá problemas en jugar ante Juventud.


Populares de la sección