Peñarol lidera avanzada

Los aurinegros mantuvieron reuniones con otros grandes en busca de mayores ingresos
Dicen que todas las crisis generan un campo propicio para las oportunidades y Peñarol interpretó eso como la puerta de entrada para pisar al acelerador justo cuando la Conmebol tambalea producto del FIFAGate.

Si bien desde la entidad rectora del fútbol sudamericano se anunció con bombos y platillos un incremento económico en concepto de premios para los clubes que participen de la Copa Libertadores, los dirigentes de algunos equipos campeones consideran el monto insuficiente.

"Gracias al nuevo acuerdo que Conmebol hizo con la televisión, los ingresos se cuadruplicaron pero a los clubes solo le ofrecieron el doble", dijeron a Referí desde Paraguay.

Envalentonados por el viento en la camiseta que supuso el reconocimiento a los grandes del continente como cabezas de serie, Peñarol aprovechó la jugada para mantener contactos con otros equipos grandes del continente en busca de ejercer presión.

Boca Juniors, River Plate, Racing de Avellaneda de Argentina, Corinthians de Brasil y Liga de Quito de Ecuador son equipos afines a la propuesta de los aurinegros.

Esta organización traza un paralelismo con el ya extinto G-14, la organización de clubes campeones de Europa que se agrupó para pelear por los intereses clubistas ante la UEFA y la FIFA.

El grupo fue fundado por Barcelona, Real Madrid, Juventus, Milan, Inter, Liverpool, Manchester United, Bayern Múnich, Borussia Dortmund, Marsella, Paris Saint-Germain, Ajax, PSV Eindhoven y Porto.

Producto de ese bloque conformado, los clubes negociaron mejores condiciones para sus intereses y lograron despegar aún más la brecha económica entre los equipos europeos y sudamericanos.

El G-14 quedó sin efecto a principios de 2008 cuando fue fundada la Asociación de Clubes Europeos, con los mismos intereses pero con más de 100 clubes.

Al fin y al cabo, la unión hace la fuerza y eso se quiere imitar de este lado del planeta.

Pedirán más dinero
Damiani, en diálogo con el programa radial Hora 25, había manifestado su malestar con la conducción de Conmebol y había adelantado que se pediría más dinero para las instituciones.
El nuevo acuerdo de Conmebol con la empresa Fox es a cambio de U$S 450 millones por la Copa Libertadores, la Sudamericana y la Recopa de los años 2016, 2017 y 2018.

Cada equipo que participe en la Copa Libertadores –los uruguayos serán Nacional, Peñarol y River Plate– recibirán U$S 1.350.000 por completar la fase de grupos, al tiempo que los premios por avanzar a octavos de final son de U$S 750 mil, para los cuartos de final estarán en juego U$S 950 mil dólares y en las semifinales U$S 1.250.000.

Si los uruguayos llegan a la final –el último finalista fue Peñarol en la edición 2011 ante Santos– cobrarán U$S 3 millones en caso de ganar y U$S 1,5 millones en caso de perder.

Peñarol solicitó además mayor transparencia en los contratos que, de ahora en más, firme la Conmebol y que los clubes estén al tanto de lo que se firma.

Salida de Gorka Villar
Damiani también cargó contra el actual director general Gorka Villar y consideró que debe alejarse del cargo: "No queda nadie acá, están todos detenidos, y parece que no hubiera pasado nada".

Además dio su opinión sobre la candidatura de Alejandro Domínguez y la situación actual de Wilmar Valdez: "Parece que los únicos que pueden ser presidentes son los paraguayos. ¿Cuál es el problema? Si el edificio y el hotel se pueden mantener en Asunción. No sé porqué siempre tienen que ser paraguayos. Hay que darle oportunidad a otra gente".
Los últimos tres presidentes fueron denunciados por corrupción.

Populares de la sección