Peñarol fue campeón, pero Plaza fue el mejor equipo del año

Un equipo formado por trabajadores y jugadores desechados por otros clubes, fue la gran sensación del torneo
Kevin Dawson trabajó como rematador. Alejandro Villoldo fue pizzero. Nicolás Dibble delivery de una carnicería, Germán Rivero albañil y Matías Caseras soldador. Los inestables vaivenes del fútbol llevaron a cinco de las figuras de Plaza Colonia a tener que salir a trabajar mientras esperaban una nueva oportunidad en las canchas.

Muchos otros fueron material desechable para otros clubes y llegaron al patablanca como quien se aferra a una última esperanza.

Germán Ferreira –el que aprovechó que Pablo Acosta se había quedado dormido en un amistoso ante la Mutual y se ganó el lugar–, Alejandro Furia, Santiago De Ávila, Ignacio Velázquez y Axel Fernández pasaron por las juveniles de Peñarol. Matías Caseras por las de Nacional e Ignacio Barrios por las de Defensor Sporting.

Villoldo llegó a la tercera de Danubio pero nunca tuvo chances en primera. Nicolás Milesi quedó libre de la franja y Nicolás Rodríguez de Rentistas.

Después, el equipo apeló a los valores de fútbol local para reforzar los factores pertenencia e identidad.

Dawson, Dibble, Caseras, Ezequías Redín, Richard Fernández, el sub 20 Facundo Waller, los experientes Federico Puppo y Mariano Bogliacino son de Colonia del Sacramento, Villoldo y Nicolás Guirín de Nueva Palmira, Waldemar Acosta de Rosario, Ezequiel Velázquez de Juan Lacaze e Ignacio Barrios de Tarariras. El entrenador, Eduardo Espinel, es oriundo de Cardona, en Soriano, al límite con Colonia.

El año pasado Plaza logró el retorno a primera división en una campaña que arrancó con riesgo de irse a la Segunda División Amateur, la vieja C.

Después de un irregular Apertura y de soportar la asfixiante carga de pelear por el descenso, el equipo de Espinel empezó a soñar. Y no paró hasta conquistar el Torneo Clausura siendo el segundo equipo del interior –tras Rocha en el Apertura 2005– en ganar un torneo oficial de Primera Disivión de la Asociación Uruguaya de Fútbol.

Más allá de que Plaza no terminó como campeón uruguayo –perdió la final ante Peñarol en alargue– recibió el reconocimiento al mejor equipo desafiando esa lógica tan simplista como vacía de que "el campeón es el mejor".

Lo que se reconoce en Plaza son esos valores sagrados que a grandes trazos lo identifican con la historia propia del fútbol uruguayo.

La humildad de un grupo cuyos jugadores sustentan familias con poco más de $ 25 mil por mes, el sueldo mínimo para los futbolistas de primera división.

El sacrificio de Villoldo y Rivero para ir a entrenar en bicicleta.

El amor propio para medirse contra equipos de presupuestos muy superiores y figuras de renombre asumiendo con valentía ese inexplicable axioma futbolero de que en la cancha son 11 contra 11.

Y todo eso desde la humildad logística. Una cancha –la propia– sin habilitación AUF para entrenar en el día a día. Otra de césped áspero y viento inclemente –el Supicci– para jugar de local.

Así y todo hicieron historia. Embanderaron al departamento con la causa. Le ganaron a los dos grandes en el Clausura y dieron la vuelta olímpica en el flamante Campeón del Siglo aurinegro. No pudieron con el Uruguayo. l

El plantel
Goleros Partidos Goles
Kevin Dawson 29
Nicolás Guirín 2
Ignacio Barrios** 0
Defensas
Carlos Rodríguez 29 2
Alejandro Villoldo 28 5
Santiago De Ávila 24 1
Germán Ferreira 21
Richard Fernández 12
Guillermo Padula* 10 1
Danilo gerlo* 9
Alejandro Rodríguez** 2
Volantes
Nicolás Milesi 28 1
Matías Caseras 25 1
Ezequías Redín 26
Cristian Malán 23 4
Alejandro Furia 18
Mariano Bogliacino 11
Ezequiel Velázquez** 2
Waldemar Acosta** 2
marcelo Fernández* 2
Niver Arango** 2
Delanteros
Nicolás Dibble 29 4
Federico Puppo 19 2
Sergio leal 18 3
Germán Rivero 17 8
Excequiel Vázquez* 11
Axel Fernández 2
Alejandro tirado** 1
* Jugaron solo el Apertura
** jugaron solo el Clausura

Populares de la sección

Acerca del autor