¿Peñarol está para una curandera?

En 1998 se vivieron una serie de lesiones musculares, en 2008 tiraron cenizas sobre los guantes de Biglianti, en 2007 se padecieron 11 desgarros y ahora la maldición parece volver a Los Aromos con dos fracturas y siete desgarros

Corría el año 2008 cuando el golero Nicolás Biglianti sugirió la posibilidad de arrimar una curandera a Los Aromos. Primero lo dijo como un comentario al pasar pero luego la idea fue prendiendo en sus compañeros. No era para menos. Peñarol padecía una especie de maldición en el arco.

El club había contratado a Damián Frascarelli y se lesionó en un entrenamiento en Hong Kong. Sufrió rotura de ligamentos. Se contrató a Biglianti. Pero mire como son las cosas: se fracturó una mano. El técnico de aquel entonces, Mario Saralegui, tuvo que recurrir al juvenil Salgueiro. Una serie de errores lo pusieron en el ojo de la tormenta.

Para el segundo torneo del año llegó Pablo Cavallero. Y otra vez la maldición con errores graves lo sacó del arco. Entró Seba Sosa y previo a un clásico se sintió. Llegó el turno de Gonzalo Noguera cayó lesionado ante Nacional. Increíble. Parecía cosa de mandinga. Fue tan tremendo todo que tuvo que volver Cavallero y lo expulsaron al partido siguiente.

1998, el año del sexenio

Claro que esta no fue la única racha negativa de lesiones en los aurinegros. En 1998, cuando el equipo se había fijado la meta del sexenio.

La larga lista la conformaron Juan Carlos De Lima con una intervención de hombro, Nelson Olveira con fractura de tibia, los desgarros de José Herrera, Luis Romero en dos oportunidades y hasta Claudio Flores que se sacó el hombro de lugar.

2000, con 15 cambios

En el año 2000 el técnico era Julio Ribas cuando se padeció otra rachita negativa que determinó 15 cambios en la zaga.

El 29 de abril se desgarró Bizera ante Tacuarembó, el 6 de mayo se desgarró Cafú ante Frontera, lo mismo ocurrió con Darío Rodríguez el 19 de abril jugando ante Boca en La Bombonera. Y Nelson Olveira, que volvía de la operación de ligamentos cruzados sufrió esguince de rodilla el 22 de mayo de 2000.

2007, los desgarros de Parola

La conducción de Gustavo Matosas vivió momentos insólitos en 2007 con 11 desgarros que determinaron la destitución del preparador físico Fernando Parola. Aquel fue un recordado hecho que se vivió de agosto a noviembre.

Los desgarrados: Carlos Díaz, Ramiro Bruschi (dos veces), Mario Álvarez, José María Franco (dos veces), Diego Rodríguez, Maxi Arias, Alejandro González, Gonzalo Lemes y Fernando Correa.

La actualidad

Peñarol viene de una racha de lesiones increíble con dos fracturas y siete desgarros que llevan al técnico Jorge Fossati a tener que rearmar partido a partido el equipo.

El último caso de esta especie de maldición se vivió el sábado con Hernán Novick que, recuperado de un desgarro, volvió y se fracturó la clavícula.

El diablo volvió a meter la cola en Peñarol a pesar de que su entrenador se encomienda a Dios permanentemente.

 


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios