Peñarol está obligado a lograr el triunfo

Con varios cambios por la acumulación de tarjetas amarillas y pensando en el clásico del domingo, el aurinegro va ante Fénix en busca la punta

Peñarol vuelve a la carga esta noche cuando enfrente a Fénix en un partido en el que está obligado a ganar, por los resultados que se dieron durante el fin de semana y que lo bajaron de la punta de la tabla del Torneo Clausura, el cual tiene necesidad de ganar si pretende definir el Uruguayo luego del muy mal desempeño en el pasado Apertura.

El equipo de Jorge Fossati llega a los tumbos, sin jugar bien y luego de un encuentro en el que tuvo suerte como contra Sud América en el que debería haber terminado perdiendo el primer tiempo.

Sin embargo, –cosa de grandes– en un par de llegadas logró una victoria que en su momento lo depositó en el lugar más alto de la tabla.

Entre semana, Fossati dijo a El Observador que pretendía “semblantear las caras” de los futbolistas importantes quienes cuentan con cuatro tarjetas amarillas y de recibir una más, se perderían el clásico de la semana que viene ante Nacional.

A su vez, agregó que “Fénix es el partido del año para mí. Son tres puntos de oro, platino, brillantes, diamantes o como quieras ponerle”.

No obstante, en las últimas prácticas, el DT mirasol ha probado sin esos jugadores en el equipo titular.

Es decir, no tomó en cuenta a Luis Aguiar –uno de los hombres más importantes de su oncena a la hora de crear con la pelota–, Darío Rodríguez, ni Sebastián Píriz.

Parece un poco exagerado si es que el lunes mantiene el mismo equipo que ha practicado durante los últimos días, como todo indica que sucederá.

Otra de las contras es que quienes ingresan no tienen las mismas credenciales de los demás. Sergio Orteman es un gran jugador, pero le falta mucha competencia luego de que estuvo prácticamente un mes inactivo por una infección. Jonathan Sandoval pocas veces ha jugado como volante central y no tiene el manejo de Píriz.

A su vez, Joe Bizera es muy lento y en eso se asemeja a Darío Rodríguez, pero este, pese a su veteranía, maneja mejor los tiempos y ha tenido más fútbol.

Por todo lo antedicho, Fossati se la juega esta noche. Es que ya lo pasaron en la tabla Danubio y Wanderers, por eso tiene que ganar sí o sí.

Enfrente estará Fénix, un rival que últimamente le ha complicado bastante las cosas a Peñarol y que venía puntero en el torneo hasta la fecha pasada, cuando cayó con Danubio. Inclusive si los albivioletas vencen el lunes, serán el tercer equipo que supere a los mirasoles en la tabla.

Por eso el partido de esta noche tiene muchos aditivos para sumar interés. Porque hay mucho en juego y Peñarol sabe que el tren no se le puede escapar.


Populares de la sección

Comentarios