Peñarol es pobre de alma

El equipo de Tito Goncálvez ganaba con lo justo y Sud América le dio vuelta el partido en algo que ya es reiterativo: el aurinegro carece de autocrítica, de juego colectivo y de actitud; no le sale una

Siempre se puede estar peor. Eso es lo que vive Peñarol. Cuando cree que puede haber tocado fondo, otra vez no hace pie y se hunde más. Cada vez más.

No se puede hablar de supuestos, de quizás, de cosas que podrían haber pasado pero no pasaron. Que si Jonathan Rodríguez no erraba tantos goles, que si Irazún no atajaba lo que atajó. El fútbol siempre fue así.

Peñarol está fundido, liquidado, no tiene levante. No pasa ya solo por un tema anímico ni futbolístico. El sábado también dio la sensación de que no estaba bien físicamente.

Si bien no se enfrentaban desde 1996, hacía 30 años que Sud América no le ganaba.

El único jugador de este plantel que había nacido la última vez que los buzones le habían ganado a Peñarol, era Richard Pellejero. Estaba en segundo de escuela. Si será histórico lo conseguido por los dirigidos por Apud.

“Un jugador de Peñarol gana más que todo el plantel de Sud América”, había dicho Apud en la semana previa.

Y, expulsado, vivió de manera muy especial el partido en el palco de prensa. “¡Sud América nomás!”, gritaba al final, luego de haber estado 90 minutos pasando instrucciones por celular.

Su equipo ganó un partido que Peñarol comenzó jugando mejor. Pero Irazún estaba en una tarde iluminada y de pique le sacó un gol increíble a Jonathan Rodríguez.

Después le cortó una carrera al propio delantero cuando se iba prácticamente solo luego de que éste aprovechara un error de Mieres. Lo podían haber expulsado, pero el juez interpretó que el hombre aurinegro se abría y que había un jugador más que podía cerrarlo. Allí terminó de agrandarse.

Hasta los 24 minutos, fue Peñarol el dueño de las acciones principales y su rival casi no pasaba la media cancha. Pero Jonathan Rodríguez siguió marrando goles.

No obstante, la primera llegada de Sud América fue por intermedio de Santiago González quien le comenzó a ganar todos los mano a mano al juvenil Maximiliano Gómez. Entre Lerda y el palo salvaron a los aurinegros.

Pero de a poco, fue el buzón el que comenzó a animarse cuando comenzó el segundo tiempo. Cobelli se perdió un gol increíble ante la trepada de Ángel Luna –un jugador que llenó de talento y gol el partido– y Macaluso la sacó en la línea. Apud, delante de El Observador, se agarraba la cabeza de la calentura por el tanto marrado.

Minutos después, el Japo dejó solo a Pacheco de cara a Irazún quien realizó la atajada de su vida y volvió a salvar su arco.

Goncálvez le dio cabida a Zalayeta para buscar más llegada y luego a Núñez, aunque el rival se defendía y contragolpeaba.

Irazún no pudo con Macaluso luego de un pase de Núñez cuando se venía la noche. Iban 74 minutos y Peñarol se ponía 1-0. Solo le quedaba aguantar. Pero... no supo.

Ni bien el rival presionó, Pacheco perdió una pelota insólita en media cancha, se quedó más insólitamente parado, sin marcar, sin correr y allí nació el empate casi enseguida de la apertura.

Y a falta de 4 minutos, tras una pelota parada, nadie marcó en el área a Mieres que fue el primer sorprendido para estampar el 2-1.

A Peñarol le falta de todo. Busca la histórica fuerza de voluntad de sus jugadores, porque hasta ahora, no se ve. Le hacen un gol y se desinflan en la cancha

Pero también se busca un poco de autocrítica cuando las cosas no salen. Peñarol no jugó un partidazo como dijo Tito Goncálvez. Es su opinión y es respetable. Pero no fue así.

Se busca tranquilidad. Los resultados no se dan y se refleja en la cancha. Se busca un equipo que no se deshilache en lo anímico.

“Están jugando en Peñarol”, les gritó toda la Ámsterdam. El telón cayó lento.

Sud América 2-Peñarol 1

Sud América: Javier Irazún; Maximiliano Pereiro, Diego Viotti, Rodrigo Mieres y Fernando Pascual; Ángelo Paleso, Richard Pellejero, Federico Gallego y Ángel Luna; Juan Manuel Cobelli y Santiago González. Director Técnico: Alejandro Apud

Peñarol: Danilo Lerda; Emiliano Albin; Damián Macaluso, Gonzalo Viera y Maximiliano Gómez; Sebastián Píriz, Luis Aguiar, Antonio Pacheco y Jorge Rodríguez; Mauro Fernández y Jonathan Rodríguez. Director Técnico: Jorge Goncálvez

Cambios en Sud América: 64' Antonio Fernández x Ángelo Paleso, 72' Santiago Biglieri x Juan Manuel Cobelli y 81' Adrián Argachá x Ángel Luna

Cambios en Peñarol: 61' Marcelo Zalayeta x Jorge Rodríguez y 67' Carlos Núñez x Jonathan Rodríguez

Cancha: Estadio: Centenario
Árbitro: Yimmy Álvarez
Asistentes: Robert Muniz y Andrés Pollero
4° Árbitro: Andrés Martínez

Goles: 74' Damián Macaluso (Peñ), 76' Ángel Luna (SA) y 86' Rodrigo Mieres (SA)
Tarjetas amarillas: Javier Irazún (SA); Antonio Pacheco, Jorge Rodríguez y Sebastián Píriz (P)


Populares de la sección

Comentarios