Peñarol encuentra paz

Después de 16 Torneos Apertura y 11 entrenadores, Jorge Da Silva puso en orden el club en el primer semestre de la temporada, el que da la tranquilidad para encarar el segundo con la ventaja de estar en la final

La última vez que Peñarol conquistó un Torneo Apertura jugaban el Loco Navarro, Vasco Aguirregaray, Washington Tais, Nicolás Olveira, José Enrique de los Santos, Robert Lima, Danilo Baltierra, Nicolás Rotundo, Pablo Bengochea, Luis Romero y un juvenil Antonio Pacheco. El técnico era Jorge Fossati y Peñarol estaba en plena zafra de títulos, porque ese año conquistaría su cuarto Campeonato Uruguayo consecutivo. Desde aquel lejano 23 de junio de 1996, la tarde en la que Peñarol venció 2-0 a Wanderers en un Estadio Centenario en el que se vendieron apenas 19.950 entradas, porque el Apertura en pleno quinquenio era un título menor, transcurrieron 16 Apertura y 11 entrenadores que nunca más pudieron conquistar el título del primer semestre de la temporada para los aurinegros.

El tema no es menor. Por distintas razones, a medida que avanzaron los años y los Apertura fueron esquivos, aumentó la presión sobre el equipo mirasol que alcanzó, en ese período sin títulos, hasta un histórico undécimo puesto. Pero Jorge “Polilla” Da Silva promete cortar esa racha adversa el próximo domingo en el partido que Peñarol disputará ante Juventud de Las Piedras en el Estadio Centenario.

Por esa razón, el título que Peñarol está a punto de conquistar tiene connotaciones especiales.

Luis Garisto, exentrenador de Peñarol recordó su pasaje por los aurinegros: “Mi experiencia fue atípica porque nos sacaron 12 puntos cuando asesinaron a un hincha de Cerro. ¿Cómo levantás a un equipo al que le sacan 12 puntos? ¿Con qué moral encarás las charlas técnicas?”. Y destaca con el tono de humor que le caracteriza: “¡Si seré fenómeno… teníamos -10 en siete fechas!”.

El exfutbolista y entrenador, destacó: “Los dirigentes del fútbol están con temor a fracasar y piden explicaciones permanentemente. Entonces a veces se hacen difíciles las cosas”. Y agregó: “Es característico del fútbol uruguayo el temor a no conseguir las resultados. En los clubes en los que trabajé aquí siempre fue así. Porque todo el mundo tiene miedo de lo que va a venir. Por eso es tan irregular el juego nuestro, tanto que de pronto somos unos fenómenos y enseguida espantosos”.

En los primeros años sin conquistar los Apertura, por el quinquenio, los efectos fueron menores, pero a medida que avanzó la sequía y la crisis se acentuó porque tampoco conquistó Uruguayos, llevó a Peñarol a recorrer su peor época.

Los Apertura perdidos ya no solo fueron responsabilidad de un entrenador y un grupo de jugadores, sino de una larga lista de técnicos y de futbolistas que cargaron con la presión que implicaba ganar en  el mejor momento de Nacional.

Alcanza con repasar la lista de entrenadores para comprender que sucedió: desde la última vez que Peñarol ganó el Apertura, pasaron Gregorio Pérez en tres períodos, Julio Ribas en dos, Diego Aguirre en tres etapas, Fernando Morena, Luis Garisto, Mario Saralegui en dos períodos, Gustavo Matosas, Víctor Púa, Manuel Keosseian, dos interinatos de Edison Machín y Jorge Goncálvez, hasta que Da Silva consiguió el equilibrio en Los Aromos para que Peñarol se apronte para celebrar el domingo.

“Todo esos son datos y números que repercuten en el club y en el hincha que te hace saber la obligación que tenés de ganar”, dijo Marcel Novick sobre cómo vivió él los primeros meses sin éxitos en Peñarol.

Este Apertura 2012-2013 tampoco fue tarea sencilla para Da Silva. Porque en la segunda fecha del torneo el técnico quedó bajo sospecha por los resultados (una derrota y un empate), que parecía poner en duda la fuerte apuesta que hizo la directiva con la contratación de figuras para el torneo local. Sin embargo, con la calma que caracteriza al Polilla, con la calidad que demostró tener el entrenador, transmitió en Los Aromos la serenidad que necesitaban para imponerse a todas las adversidades.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios