Peñarol eliminado en una noche de terror

Con pocos minutos de claridad Peñarol fue superior a su rival y quedó afuera por un error

Peñarol vivió ayer su propia noche de brujas anticipada ya que preparó su casa para la fiesta y terminó masticando bronca al igualar 1-1 y quedar eliminado en primera fase de la Sudamericana.

En el primer tiempo Peñarol fue de más a menos ante un rival que no propuso nada relevante y que se agrupó en su propio terreno para intentar salir de contragolpe lanzados por Vladimir Marín.

En cambio, el equipo de Jorge Da Silva salió a tono con lo que el partido pedía y fue vertical sin perder el cuidado por la pelota, ensanchando la cancha con un Nicolás Dibble jugando varias revoluciones por encima del resto, un Junior Arias que pudo tener un estreno soñando con gol y un Tomás Costa cada vez más necesario en la estructura de juego de este equipo.

Costa es el único capacitado para hacer una pausa y abrir el juego cuando el equipo confunde dinámica con apuro. En el doble cinco, Ángel Rodríguez ocupó los espacios y fue Costa quien se liberó para poder jugar.

En los primeros 15 minutos, cuando el argentino se hizo con la pelota y se soltaron los extremos, Peñarol mostró su mejor versión en mucho tiempo y el palo le negó un gol. Pero sólo fueron 15 minutos, porque Sportivo Luqueño salió a su caza, lo escalonó y la creación de Peñarol comenzó a fallar.

La pelota se dividió, Peñarol perdió orden y el partido se puso muy áspero. Con el partido desdibujado Luqueño empezó a imponer condiciones y una salida en velocidad casi abre el marcador obligando a Alex Silva a un cierre providencial.

Lo único destacable en Luqueño fue el empuje del uruguayo Sebastián Ariosa, quien sufrió con Dibble en los primeros minutos pero luego logró ganar la pulseada y proyectarse por su sector.

Luego de los 30 minutos a la pelota la trataron muy mal y lo único que rompió la monotonía fue un hincha de Peñarol que intentó cruzar desde la Tribuna José Pedro Damiani a la Washington Cataldi y casi muere en el intento. El parcial erró en el cálculo y cayó al suelo lo que obligó a la llegada de una ambulancia. Esa anécdota evitó los bostezos en los últimos 15 minutos.

Para el inicio del complemento, Da Silva tuvo que apelar al cambio obligado de Andrés Rodales por Alex Silva, ya que el lateral volvió a sentirse en el tobillo.

Con una variante obligada, Peñarol se las tuvo que ingeniar para recuperar la claridad perdida y por eso Da Silva apeló a la calidad de Hernán Novick y a la velocidad de Luis Urruti.

Esos cambios le dieron a Peñarol otra tónica, porque Costa pudo liberarse y poner en carrera a Dibble -que exigió a Aquino a la volada de la noche- y a Arias que, aún cansados, fueron la principal arma de ataque hasta que Novick logró acomodarse.

El volante, opción de recambio fija en este once de Peñarol, le aportó juego a una zona medular donde sobraba el músculo y fue la rueda de auxilio de un Costa que sintió el ritmo de competencia.

Fue de los pies de Novick que nacieron las dos últimas jugadas claras: un centro que Rodríguez no llegó a empujar y un tiro libre que pasó muy cerca del palo.

Con el tiempo cumplido la noche tuvo toda la adrenalina que le faltó y, con el equipo mal parado, Maximiliano Perg tuvo un error defensivo que David Mendieta aprovechó para tocar la pelota a la red, para evitar los penales e instalar el drama.

Casi como un acto reflejo, Peñarol acumuló hombres en ataque para jugar el tiempo recuperado y en una pelota perdida, Bressan definió para estampar la igualdad.

En el festejo, el arquero Aquino intentó demorar la devolución de la pelota y los ánimos alcanzaron su punto de ebullición.

Hubo golpes, insultos y las amenazas típicas de un equipo que pierde la calma cuando más la necesita.

Peñarol, que fue un cúmulo de intenciones positivas sin materializar, comenzó su temporada con un fracaso grande y se despidió a los golpes, triste costumbre en contiendas internacionales.


Peñarol

1

Gastón Guruceaga

Alex Silva

Maximiliano Perg

Matheus Bressan

M. Olivera

Ángel Rodríguez

Tomás Costa

Nicolás Albarracín

Nicolás Dibble

Junior Arias

Gabriel Ávalos

DT: Jorge Da Silva

Sp. Luqueño

1

José Aquino

Mario Saldivar

Gustavo Giménez

Joel Benítez

Sebastián Ariosa

Jorge Núñez

Alexis González

Miguel Godoy

Rogerio Leichtweis

Vladimir Marín

Enzo Villamayor

DT: Eduardo Rivera


CAMBIOS en Peñarol: 45' Andrés Rodales x Silva, 56' Hernán Novick x Albarracín y 71' Luis Urruti x Ávalos

CAMBIOS EN Luqueño: 52' Guido Di Vanni x Núñez, 68' Pablo Zeballos x Villamayor, 74' David Mendieta x Leichtweis

CANCHA: Campeón Del Siglo

PÚBLICO: 28.000

JUEZ: Ricardo Marques (Brasil)

GOLES: 91' Mendieta (SL) y 92' Bressan (P)

AMARILLAS: 25' Godoy, 37' Villamayor , 73' Saldivar, 86' Aquino y 87' Marín (SL


Populares de la sección

Acerca del autor