Peñarol en el polo y sin sorpresas

Con un frío insoportable, el plantel entrenó en Los Aromos; Mauro Fernández irá en ofensiva

Nueve y media de la mañana en punto. Es el 15 de mayo pero por la sensación térmica perfectamente podría ser el 15 de julio. Falta mucho para el invierno, pero la ola de frío polar se instaló y llegó a Los Aromos.

No alcanzó para dar por tierra con el gran ambiente que se respira luego de las dos últimas fechas. Las sonrisas siguen siendo el común denominador. El que perdía la pelota al monito quedaba a merced de las bromas de sus compañeros que se transformaban en una pasarela en la que recibía toda clase de golpes.

Eso sí, el 90% de los futbolistas  estaba abrigado como pocas veces se los vio. Es que ni siquiera había salido el sol y la humedad y el piso empapado conspiraban aún más con un clima inhóspito.

Por ahí aparecía Tony Pacheco totalmente tapado de pies a cabeza. Lo único que se le veía y por lo que se le podía reconocer es por el número 8 en su pantalón.

Más allá del tema meteorológico, hubo una nueva práctica en Los Aromos y con bastante exigencia.

La intención del técnico Jorge Da Silva era que el plantel hiciera fútbol en espacios reducidos y, en ese contexto, se colocaron cuatro arcos con sus correspondientes arqueros para que la pelota estuviera siempre en movimiento.

Del entrenamiento participaron todos los futbolistas del plantel –con el regreso, además de Fabián Estoyanoff quien desde el lunes entrena con normalidad, de Walter López tras superar su contractura–, menos Carlos Núñez, quien se limitó a trotar en el gimnasio donde realizó un buen rato de cinta.

“No estoy para jugar. Me duele la rodilla. Espero llegar para la semana que viene”, dijo el futbolista a El Observador, en un momento en el que apareció imprevistamente en la sala de prensa.

“Es una lesión que ocasiona mucho dolor. Seguramente llegará a la semana entrante”, explicó a El Observador el médico Alfredo Rienzi.

Núñez presenta una inflamación en el tendón en una de sus rodillas, luego que chocara con el arquero de Progreso Rodrigo Odriozola en el primer tiempo del encuentro del sábado.

Mauro a la cancha

Jorge Da Silva no ha confirmado aún el equipo que enfrentará a Wanderers el próximo domingo.

No obstante, como informó El Observador, ya tiene claro que Mauro Fernández será el sustituto de Carlos Núñez en ofensiva.

La manera cómo abrió la cancha, cómo habilitó a sus compañeros y la velocidad que imprimió ante Progreso, fueron determinantes para que el Polilla se inclinara por él.

Será la primera vez que el argentino jugará como titular desde que arribó a Peñarol.

Esto descarta la posibilidad de que Juan Manuel Olivera retorne a la oncena inicial.

De esa manera, tanto el goleador del Uruguayo, como Fabián Estoyanoff, ocuparán un lugar preferencial en el banco de suplentes.

Esperan por Cristóforo

Sebastián  Cristóforo no entrenó ayer, debido a que volvió a hacerlo con la selección sub 20, que se prepara para el mundial.

El técnico verá hoy cómo llega a la práctica, –si tiene algún golpe o no– y en caso de que todo esté bien, lo probará como titular en el movimiento táctico a puertas cerradas. El volante ocupará el lugar de Sebastián Píriz, quien se encuentra suspendido.

“Quiero verlo porque en su momento Sebastián también perdió la titularidad cuando llegó golpeado de la selección juvenil”, explicó Da Silva.

Más allá del frío, Peñarol prepara un partido caliente y difícil contra Wanderers, que quiere entrar a una copa internacional. 


Populares de la sección

Comentarios