Peñarol define más allá de la pelota

Candidatos. Peñarol definió tres finalistas para el cargo de director deportivo del club

Peñarol despejó su mayor incógnita en la noche del martes: la reunión con Diego Aguirre dejó al entrenador muy cerca del club. Los dirigentes Marcelo Areco, Ricardo Rachetti, Walter Pereyra y el gerente deportivo Carlos Sánchez conversaron con el entrenador y coincidieron en los puntos generales para que “La Fiera” se haga cargo del primer equipo a partir del 5 de enero. Los dirigentes tuvieron comunicaciones telefónicas durante la jornada de ayer, y ahora solo queda empezar a hablar los detalles del contrato.

Pero, paralelamente, la nueva directiva aurinegra se embarcó en otra tarea, que aunque intentarán definirla en el plazo más breve posible puede cambiarle la cara institucional al club en los próximos años: la designación de un director deportivo.

En ese sentido, la comisión designada para definir el nombre, integrada por Edgard Welker, Gervasio Gedanke, Ignacio Ruglio e Isaac Alfie, se reunió ayer por primera vez y definió oficialmente hablar con los tres nombres que se venían manejando: Gonzalo de Los Santos, Juan Verzeri y Miguel Ángel Bossio.

“Nos reunimos y definimos esos tres nombres. De Gonzalo ya conocemos su proyecto, hemos estado reunidos. Precisamos contacto con los demás candidatos para tener un panorama más claro y tener una reunión de consejo directivo para someter a votación”, expresó a El Observador Edgar Welker, quien aseguró que el siguiente paso fue pedirle a los finalistas sus proyectos para el club y le enviarán los lineamientos que la directiva piensa que se deben manejar en Peñarol.

“Con Bossio tuvimos un contacto telefónico y con Verzeri lo mismo. Vamos a intercambiar documentación y analizar lo más rápido posible lo que recibamos, para en pocas horas poder definir”, agregó Welker, que precisó: “Creemos que en 48 o 72 horas podríamos tener un panorama bastante claro de los hoy tres candidatos. Cuanto antes se solucione mejor será; es un poco la idea que teníamos todos, que el director deportivo entre en funciones lo antes posible”, agregó el excandidato de la lista 12.

Según Welker, los tres están en igualdad de condiciones. “Sinceramente no hay un candidato principal, son horas de intercambios de documentación”.

Respecto al entrenador, el hasta ahora vicepresidente de la institución dijo que la siguiente etapa es empezar a negociar el contrato: “Está más avanzado, ya se habló con el entrenador. Ya más o menos los compañeros nos han informado, quedan algunos detalles en lo contractual, porque las otras preocupaciones ya fueron despejadas. Ahora queda ya entrar a la negociación”, dijo Welker.

Adaptarse al nombre
¿Cuáles serán las funciones del nuevo cargo? Según le dijo a El Observador el directivo Ignacio Ruglio, “se va a adaptar al candidato”. “Cada candidato le puede poner un matiz diferente; por eso nos estamos retroalimentando con lo que nos dice cada uno. Cuando esté definido el nombre y las características lo vamos a comunicar. Como cargo nuevo que es en Uruguay, hay que definir las tareas”, dijo el directivo.

De todos modos, Ruglio aclaró a El Observador que la tarea fundamental va a ser encargarse “de toda la matriz deportiva del club, incluso los pases, de relación económica con el club, el ascenso de juveniles. En ese sentido, indicó que “es mucho más macro” que el gerente deportivo, que actualmente ocupa Carlos Sánchez, y que se dedica a la primera división, y el responsable de juveniles, cargo que hoy ocupa Juan Ahuntchain.

Lo que sí dejó claro Ruglio es que, en el organigrama, el cargo estará por encima del entrenador y del gerente deportivo de primera división. “Respecto al arriba o abajo no hay que tenerle miedo a decir las cosas para que nadie se sorprenda. En las estructuras el director deportivo está arriba porque genera análisis del entrenador y gerente deportivo”, dijo a Sport 890, aunque de todos modos aclaró que la idea será dialogar y no imponer.

“Tenemos que decirles qué pretendemos para el cargo, como se amolda a la estructura de la institución. Por ejemplo, en Europa estos cargos vienen con su plantilla general. Nosotros estamos conformes con nuestro gerente deportivo (Sánchez) y nuestro gerente de divisiones juveniles (Ahuntchain). Lleva rato de charlar, y en eso estamos, meta cruzar información. No hay margen de error, son dos o tres días, que tenemos que dedicar para no errar, y después dirigentes desaparecernos un tiempo. No podemos equivocarnos por apurarnos pero no podemos perder un minuto para que toda la plantilla técnica empiece a trabajar junta”, señaló Ruglio a Sport.

El caso Pacheco
Ruglio reconoció que el tema Pacheco –y su tensa relación con Diego Aguirre– es uno más de los insumos para elegir al director deportivo: la idea es que el elegido sea alguien que pueda mediar entre las partes.  “Estamos charlando de eso también, quién puede tender mejor el lazo entre todas las cosas”, dijo Ruglio a Sport 890, lo que puede abrir una puerta para De Los Santos, amigo de Pacheco. De todos modos, Ruglio aclaró a El Observador que “Verzeri y Bossio son gente que tienen mucha carpeta, que tienen un perfil proclive a mediar”.


Populares de la sección

Comentarios