"Peñarol debe renovarse"

El dirigente confirmó que será nuevamente candidato a presidente en Peñarol; “Todo lo que está bien, lo apoyamos; no estamos en contra de nadie”

Ricardo Rachetti volverá a ser candidato a presidente de Peñarol. Sostiene que el haber quedado fuera de la Copa “es un fracaso”, pero que “no todo está mal”, en el club. Su relación con Juan Pedro Damiani es “buena” y quiere que la institución no sea “tan presidencialista” en el futuro.

¿Cómo vive el presente de Peñarol?
Preocupado. Se armó un plantel pensando en otras cosas y no se han logrado los resultados que queríamos. No pasar la fase (en la Libertadores) para Peñarol es un fracaso, pero tenemos grandes chances de seguir compitiendo por el Clausura y el Uruguayo que ese es el objetivo: lograr el bicampeonato.

¿A quién se puede responsabilizar por este momento deportivo?
Mirando el plantel, para el medio es competitivo. En la parte internacional no lo es.

Pero en lo previo muchos dirigentes pensaban que sí.
Sí, pero hemos tenido mucha mala suerte. Hoy tenemos 10 jugadores lesionados, y eso complica muchísimo al técnico en el momento de conformar el equipo. Es muy difícil conformar la oncena de un partido a otro. Pero reitero, Peñarol tiene un buen plantel para el medio y un plantel que para la actividad internacional demostró que no estaba a la altura.

El fracaso ese al que alude, ¿qué responsables tiene?
En primer lugar, que Peñarol no pase la serie de la Copa Libertadores, siempre es un fracaso. En los últimos tres años, en todas las competencias, Peñarol quedó fuera de las copas en las primeras fases. No sé si no se eligieron bien los jugadores. Lo que sí sé es que es un fracaso institucional.

Aún no respondió. ¿A quién le cabría la responsabilidad?
Es una responsabilidad de los dirigentes y de la gerencia deportiva. De los directivos porque conformamos la Comisión de Contrataciones y de la gerencia deportiva porque es el encargado máximo.

¿Qué puede decir que en tan poco tiempo haya habido tres técnicos en Peñarol?
Eso es otro tema. No es lo mismo dirigir a un equipo chico que a un grande. El grande que no tiene resultados, la presión de la gente hace que no se le dé el tiempo necesario a los procesos de los técnicos. No es sano institucionalmente cambiar técnicos cada seis meses. Hay que dar tiempo. En el caso de (Jorge) Gonçálvez, claramente las mayorías estaban en contra del momento y de la forma como salió, pero bueno, hoy tenemos a Jorge Fossati que es un gran técnico, el plantel lo respeta.

Respecto a los jugadores, ¿qué opina de los rendimientos?
Hay jugadores que han llegado a una etapa que ellos mismos están reconociendo que deben dar un paso al costado, pero esos jugadores no solo son importantes en la parte deportiva, sino que lo son en la parte grupal del plantel. Llámese Tony Pacheco o Darío Rodríguez, creo que son muy importantes a la hora de hablar con los chicos más jóvenes y son muy influyentes, son referentes. Pero creo que Peñarol debe dar mayor cabida a sus juveniles, empezar a subir más y contratar a menos futbolistas. Se debería contratar a tres o cuatro y el resto jugar con el plantel que va quedando más los que vienen subiendo. Hay que cambiar la estrategia.

¿Usted piensa que Pacheco y Darío, por citar los que nombró, se irían a mitad de año?
Por información periodística, creo que sí. Pero vuelvo a reiterar, son dos jugadores claves dentro del grupo de Peñarol.

Y con esos jóvenes a los que usted pretende ascender y trayendo tres o cuatro futbolistas, ¿piensa que Peñarol podría pelear alguna copa?
Peñarol tiene que traer tres o cuatro buenos jugadores y apostar a futbolistas jóvenes. Peñarol puede apostar a pasar las dos primeras fases de la Copa, pero no puede pretender de un día para otro ser campeón de América. Esto es un proceso, tenemos que buscar cambios en las estrategias deportivas del club y cuando se respetan las mismas, generalmente a largo plazo llegan los resultados. De hecho, el club contrató oportunamente a (Víctor) Púa, ahora apuesta a (Juan) Ahuntchain. Se empezó un proceso. Otros clubes empezaron antes, por eso obtuvieron resultados antes. Creo que Peñarol ahora va a empezar a cosechar lo que empezó a sembrar.

¿Cómo está Peñarol institución?
Desde el punto de vista gerencial, excelente. Respecto a lo dirigencial, el club debería ser más abierto. Hoy, las mayorías imponen su forma de pensar. Peñarol debería escuchar también a las minorías de tal forma de poder llegar a resultados más consensuados.

¿A qué se refiere con esto?
Peñarol hoy se maneja por una mesa chica que está integrada por cuatro personas, por el oficialismo y quizás en una minoría, a veces es muy difícil acceder a la información de primera mano.

Pero eso sucede hace muchos años.
Sí, pasa hace mucho y eso es lo que creo que se debe cambiar.

El grupo que usted lidera, ¿lo lleva nuevamente a ser candidato a la presidencia de Peñarol en las futuras elecciones?
Sí. Voy a ser candidato porque entendemos que el club debe cambiar. Debe rejuvenecerse, debe renovarse, que no sean siempre las mismas personas, pero aparte, porque creo que hay que seguir en una misma línea. Peñarol debe mantener todo lo bueno que se ha hecho hasta ahora y cambiar un montón de cosas. La forma de conducir el club, de manera hegemónica, no es buena para la institución. Peñarol debe democratizar más su estructura en la directiva. Es demasiado presidencialista.

¿Cómo es su relación con Juan Pedro Damiani?
Una buena relación con respecto a la que teníamos antes, pero una relación de compañeros de directiva.

El hecho de que haya distintos grupos en directiva, que Peñarol sea presidencialista y muy basado en Damiani, no implica que la gente de Renovación Aurinegra que es su grupo, tenga una venda en los ojos. ¿Le dicen que no a todo?
Todo aquello que está bien lo apoyamos y todo lo que creemos que está mal, nos oponemos. Por ejemplo: si el futuro estadio para nosotros era bueno, lo apoyamos. Los balances se apoyan. Lo que no se apoya es la forma de conducir. Quizás entendemos que debemos tener participación en las decisiones. No participamos de las negociaciones en las contrataciones. Se nos informa cuando ya se contrató al jugador.

¿Cuál es su opinión respecto a la denuncia que primero se hizo y luego se tiró para atrás respecto a los temas de la Conmebol?
Dos cosas. Comparto 100% los hechos denunciados. Ahora, creo que nos apresuramos a decir: ‘Hagamos la denuncia’. Debimos haber seguido los caminos de la FIFA, aunque estoy convencido que los hechos que se alegan son ciertos.

A falta de algunos meses para las elecciones en Peñarol, todo indica que por lo menos serán cuatro candidatos a presidente. ¿Le parece que son muchos?
Son muchos, pero una institución como Peñarol merece que haya distintas vertientes, que se democratice más, que la gente tenga más opciones. Hay dos opciones que van por el mismo lugar que son el oficialismo y el sector de Welker, por otro lado la 2809 y otro que opina completamente diferente, no está de acuerdo con el oficialismo y tampoco con la 2809 porque nosotros entendemos que ni tanto, ni tan poco. Ni oponernos a todos, ni estar a favor de todos.

En estos días que la violencia está en el tapete. ¿Cuál es su opinión? ¿Qué se puede mejorar?
Estamos en contra de los violentos en el fútbol. Siempre lo hemos dicho. Es un flagelo y eso hace que la gente y la familia no vayan al estadio. Entiendo y lo propuse en directiva, que tenemos un problema que hay que tratar de verlo.

¿A qué apostará su grupo?
Apostamos a la renovación, no estamos en contra de nadie. Si nos toca ganar en Peñarol vamos a convocar al resto de los sectores a trabajar juntos, obviamente manteniendo una línea de pensamiento y apostamos a la gente joven. La lista joven la lidera Darío Pedretti, está Gonzalo Moratorio como delegado en la AUF, justamente para atraer a todos esos socios menores de 30 años para que también tengan su participación dentro de Peñarol. 


Populares de la sección

Comentarios