¿Peñarol conseguirá estabilidad con Guruceaga en el arco?

Tras años de dudas y arqueros que se fueron demasiado rápido, el juvenil tiene la chance de hacer historia
El Sudamericano y el Mundial sub20 fueron las cartas de presentación de Gastón Guruceaga: no necesitó más pruebas para convencer a hinchas y dirigentes que es el arquero de futuro de Peñarol. A tal punto se destacó que hasta se generó la posibilidad de irse al exterior un pasar por la Primera. Sin embargo, desde la dirigencia se decidió bloquear un posible pase.

Será una oportunidad de oro para el aurinegro de cumplir lo que se le viene escapando en los últimos años: afianzar un arquero por un largo período.

Es una prueba dura para el juvenil. Porque a pesar de su gran actuación en la selección, el arco de Peñarol tiene su peso específico, y de hecho se ha comido a grandes arqueros en los últimos años. Guruceaga lo tiene claro, y lo declaró en los últimos días. "En la Primera de Peñarol todavía no he jugado. La exigencia internacional del Sub 20 es muy alta, pero sé que en Primera también. No lo veo como un fierro caliente. Espero estar preparado".

Eso también lo sabe el DT Pablo Bengoechea. Según pudo saber Referí en base a fuentes del club, el DT fue claro y franco con los dirigentes: confía en el potencial de Guruceaga, pero sabe que se necesita otro arquero de experiencia a sus espaldas, para el caso de que se lesione o que, –y todos cruzan los dedos al llegar a este punto– el juvenil no responda de acuerdo a sus antecedentes.

Así fue que se dio la llegada de Damián Frascarelli como suplente del arco. No era la primera opción de Bengoechea, que prefería a Fabián Carini, arquero de Juventud. Sin embargo, la mala experiencia del arquero en su anterior paso por Peñarol llevó a los directivos a decir que no. "Estuvo seis meses entrenando solo en el Centro de Alto Rendimiento, ¿con qué cara le decimos a los hinchas que lo traemos de vuelta?", le dijo a Referí un dirigente del club.

Malos resultados y pases
¿Por qué ha tenido tanta inconsistencia el arco de Peñarol? Por dos motivos: arqueros que no respondieron a las expectativas, y otros que sí lo hicieron pero duraron una temporada o menos.

Por eso, la apuesta por Guruceaga tiene sentido: apostar por un joven que ha demostrado potencial antes de llegar a Primera, que es del club, y por quien existe compromiso de mantenerlo en la institución durante algún tiempo.

Los altos y bajos
La situación tiene antecedentes en etapas recientes. Jose Luis Chilavert fue uno de los últimos que pasó con nota, en el equipo de Diego Aguirre que levantó la copa en 2003. Luego pasaron muchos nombres, de los cuales solo Juan Castillo (2006/2007) aprobó. Tras él pasaron Frascarelli, Biglianti, Noguera y Salgueiro, hasta que se ganó su lugar Sebastián Sosa, un arquero nacido del club, que no había tenido muchas oportunidades pero que ganó el Uruguayo 2010 y explotó en 2011, al ser pieza clave para la campaña de la Libertadores. Allí le ganó el puesto a Carini, que llegaba con bombos y platillos.

Los argentinos
Pero desde ahí Peñarol volvió a la inestabilidad. Sosa duró poco porque su gran copa le valió el pase a Boca. Carini se quedó, solo para ratificar su mal momento, lo que hizo que perdiera su lugar a manos del suplente Gelpi y que luego se contratara a Danilo Lerda.

En 2013 el club apostó otra vez por un extranjero: llegó Enrique Bologna y el club procedió de hecho a darle salida a Carini, que siguió entrenando varios meses alejado de la primera. Otra vez un arquero con confianza y buen rendimiento derivó en un título para Peñarol, el Uruguayo 2012/2013.

Pero la seguridad duró poco, porque Bologna se fue a Argentina. Volvió Juan Castillo, pero la segunda parte no fue buena, y perdió su lugar con Lerda, mientras Migliore asomaba en el horizonte, hasta que terminó llegando al club en agosto de 2013.

El argentino se fue del club a fin de temporada. No tuvo un mal campeonato, pero tampoco brilló y sumó errores, lo que no dejó mucho margen teniendo en cuenta que detrás venía Guruceaga.

Ahora, Peñarol se enfrenta a un panorama alentador: un arquero con antecedentes sólidos y de la casa. Bengoechea deberá lograr que sea el nuevo Sebastián Sosa. Porque cada vez que un arquero tuvo continuidad y confianza, Peñarol fue campeón.

los últimos nombres destacados

Juan Castillo. Tuvo un gran primer pasaje, pero fracasó la segunda vez a pesar de tener varias chances.
Juan Castillo

Sebastián Sosa. Fue campeón uruguayo, pero explotó en la Libertadores 2011, lo que le valió el pase al exterior.
Sebastian Sosa

Fabián Carini. Llegó para ser titular, pero perdió el puesto con Sebastián Sosa, y fracasó en su segunda oportunidad.
Fabian Carini

Enrique Bologna. Tuvo buen rendimiento en la temporada 2012/2013, lo que ayudó al título de campeón uruguayo de ese año, pero luego se fue al exterior.
Enrique Bologna

Pablo Migliore. Llegó para dar experiencia al arco, y tuvo una temporada con altibajos, aunque pasó la prueba. Se fue porque el club decidió apostar por Guruceaga.
Pablo Migliore


Primer día en la Posta

Peñarol arrancó la pretemporada en Punta del Este. Zalayeta no entrenó por tener anginas. Se sigue negociando por Matías Aguirregaray, y para el fin de semana se espera a Forlán.

Populares de la sección

Acerca del autor