Pelusso y Guardiola, dos formas de asumir una goleada

En realidades futbolísticas muy distintas, ambos entrenadores tuvieron que dar la cara tras humillantes derrotas. ¿Qué dijeron?

¿Qué tendrá que ver Gerardo Pelusso con Pep Guardiola?, debe ser la pregunta que seguramente los lectores se harán al leer esta nota. Son dos entrenadores totalmente distintos, en dos realidades futbolísticas muy diferentes, pero que en las últimas horas sufrieron dos humillantes goleadas que marcaron sus carreras, aunque con distintas consecuencias.

Y ambos tuvieron que dar la cara tras los cimbronazos. Pelusso, prefirió hablar horas después del clásico en el que cayó por 5-0 ante Peñarol; Guardiola lo tuvo que hacer en caliente, luego del 4-0 recibido por su Bayern Munich, en Alemania, ante Real Madrid, para cerrar la serie de cuartos de final de Liga de Campeones por un global de 5-0.

¿Qué dijeron?

Un mal día

“Fue un día negro”, expresó Pelusso a El Observador al ser consultado por lo ocurrido el pasado domingo en el Centenario. “Cuando a un equipo le sale todo y al otro no le sale nada... Yo no creo que existan cinco goles de diferencia entre Peñarol y Nacional. Y tampoco me quedo con la actuación del domingo, donde todos los futbolistas de Peñarol jugaron en un grandísimo nivel y los de Nacional jugaron muy mal. Entonces, ¿son todos malos y todos los otros todos tan buenos?”, agregó.

Por su parte, en Munich, Guardiola habló sobre su derrota: “Enhorabuena a Real Madrid por alcanzar la final. Lo ha merecido, sobre todo en el primer tiempo”, expresó. “Es una noche difícil para mí y mis jugadores, sigo orgulloso de ellos, durante muchos periodos han tenido el balón. La razón por la derrota no está relacionada con la posesión. El fútbol se juega con el balón, luego hay otras cosas. Cuando corres tras ellos no tienes opciones, el día de hoy no fue bueno", agregó.

Las causas

“¿Fue una razón anímica?”, se le preguntó a Pelusso. “Siempre pasa que el que gana es fantástico y el que pierde no tiene nada, no tiene fútbol, no tiene preparación física, no tiene arrestos anímicos, el plantel está peleado, todo lo que sabemos que pasa después de las derrotas importantes”, respondió el exDT tricolor. “Pero fue un día negro en el cual yo no me voy a quedar con la imagen de los jugadores que jugaron el domingo, porque no voy a hacer lo que hace el público en general y muchos dirigentes, que me quedo con la imagen del último partido de un jugador como el medio y el ambiente se queda con la imagen del entrenador. ¿Sabes cuál es la imagen del entrenador en un caso como este? Es la imagen del peor jugador de tu equipo en ese partido”.

En tanto, Guardiola comentó: “Me he equivocado en algunas cuestiones tácticas, es mi responsabilidad. Cuando se juega mal, estas cosas pasan contra rivales grandes. Estoy decepcionado".

“Este equipo tiene que ganar todo para que la gente esté contenta, a veces no es posible. Siento la decepción de no haber jugado bien (…) Hoy ha habido un equipo que ha sido mejor. Sigo teniendo la impresión de que hemos hecho una buena Champions pero el Real Madrid en la primera parte por su calidad ha ganado", señaló el exentrenador de Barcelona.

Las claves

“Nos han hecho dos goles a balón parado. Hemos jugado muy mal, es la única razón. No hay otra razón, es futbolística", explicó el entrenador catalán al hablar sobre lo que llevó la goleada de Bayern Munich. "Todo pasa por jugar bien. He tenido varios golpes duros y este es uno de ellos", agregó.

Asimismo, sobre la abultada diferencia recibida, Pelusso manifestó que “hay cosas que se van sucediendo”. “Ellos comenzaron jugando mejor que nosotros y nos hacen el primer gol. Después tuvimos tratando de ver de qué manera emparejábamos. Viendo eso decidimos hacer dos cambios para el segundo tiempo y en la última jugada del primer tiempo viene el segundo gol de ellos y se termina el primer tiempo. Y cuando comienza el segundo estuvimos muy cerca de ponernos 2-1”.

“El plan era no desesperarnos, tratar de emparejar y convertir ese gol que nos metiera en el partido para a partir de ahí ver si llegábamos al empate o a darlo vuelta. En el segundo intento quedamos con 10 jugadores. Son errores que no se pueden cometer, además ustedes saben qué pienso de las expulsiones. En un partido donde hay un equipo que está jugando muy bien y hay otro que está luchando para ver cómo empareja y te quedás con uno menos, ese fue un punto clave del partido para lo que pasó después”, agregó el floridense.


Populares de la sección

Comentarios