Parte de la delegación argentina se muda de la Villa Olímpica

Consideran que hay "pisos inhabitables", tal como lo anunciaron el domingo los australianos quienes fueron los primeros en bajarse de que sus atletas vivan allí

La Villa Olímpica de los Juegos de Rio de Janeiro 2016 no superó la prueba de su inauguración oficial este domingo, empañada por el rechazo de la delegación australiana a entrar en unas instalaciones que consideran inseguras y que los organizadores tratan ahora de arreglar a contrarreloj.

Esto llevó a que el Comité Olímpico Argentino (COA) tomara sus precauciones, por lo que avisó que mudará a parte de la delegación a otro lugar, según publica La Nación.

El presidente del COA, Gerardo Werthein, llevó a cabo una conferencia de prensa en Buenos Aires y anunció que de los cinco pisos designados para los argentinos, solo se podrán utilizar tres.

"Si bien los departamentos están terminados por afuera y lucían terminados por adentro, cuando se empezaron a probar evidenciaron problemas de final de obra. Argentina tiene cinco pisos de los cuales pensamos que dos no van a ser habitables. Estamos contratando departamentos cercamos y moviendo personal técnico y staff para privilegiar el hospedaje de los deportistas en la Villa Olímpica",explicó el presidente del COA.

La visión australiana

"La Villa simplemente no está segura ni lista", afirmó el equipo oceánico en la mañana del domingo, aludiendo, por ejemplo, a los "baños bloqueados".

Durante un test el sábado por la noche "el agua caía por las paredes, había un fuerte olor a gas en algunos apartamentos y un cortocircuito eléctrico", criticó la jefa de la delegación australiana, Kitty Chiller, en un comunicado.

"Nuestro edificio no es habitable", continuó más tarde ante la prensa al exterior de la Villa, donde afirmó "envidiar" a los equipos que hubieran podido instalarse sin problemas.