¡Paren al Tanque!

Santiago Silva se calentó con el juez luego de que cobrara un dudoso penal contra Lanús y le protestó antes y luego que el golero de su equipo lo atajara

El delantero uruguayo de Lanús, Santiago “el Tanque” Silva, tuvo una noche de furia este miércoles en Rancagua, donde su equipo enfrentó a O’higgins en el útlimo partido de la fase de grupos de Copa Libertadores.

La bronca de Silva fue con el juez brasileño Wilton Sampaio, quien sancionó un penal a los 84 minutos de juego cuando el partido estaba 0-0. Antes de que se ejecutara la pena máxima, el uruguayo le protestó al juez acaloradamente y se ganó la amarilla.

Luego, Pablo Calandria, del equipo chileno, pateó la falta y el golero Agustín Marchesin lo atajó, dándole vida a su equipo, ya que si era gol quedaban eliminados.

Y Silva, en vez de celebrar la atajada de su arquero, volvió hacia donde estaba el juez y algo le dijo, por lo que el brasileño le mostró la segunda amarilla y la roja. ¿Para qué? El delantero se calentó y parecía un toro embravecido que apuntaba hacia el árbitro, pero sus compañeros lograron pararlo y tranquilizarlo.

“Ya está, Silva, ya está”, dijo el comentarista de FOX Sports, Fernando Niembro, al narrar la jugada.


Populares de la sección

Comentarios