"Parecía difícil pero encontré una institución más corrupta que la FIFA"

Clubes y futbolistas sudamericanos se unieron para exigir cambios en el órgano que rige al deporte más popular a nivel continental

Algo amenaza sacudir el habitual confort de la oficinas de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) y aunque esa incomodidad comenzó a manifestarse a la altura de la billetera, la cuenta que le pasaron clubes y futbolistas a la Confederación parece ser bastante más profunda.

Es que el secretismo con el que maneja sus asuntos el organismo con sede en Asunción de Paraguay, logró lo que parecía imposible: que dirigentes de poderosos equipos del continente y las estrellas más contestatarias del fútbol se unieran.

Representantes de más de una veintena de clubes de Sudamérica, así como gremiales de jugadores y estrellas del fútbol, formaron el miércoles un movimiento que tiene como objetivo promover cambios en la conducción del fútbol continental. Balances poco claros, un reparto poco claro de dinero que se destina a los clubes y las denuncias de GolTV acerca de la falta de claridad para otorgar la transmisión de los torneos de clubes más importantes del continente, fueron la piedra angular de las sospechas sobre la Conmebol.

El anfitrión del grupo formado en San Pablo fue Andrés Sánchez, expresidente de Corinthians y uno de los dirigentes de fútbol más influyentes de Brasil. La invitación no fue casual. Corinthians fue último campeón de la Copa Libertadores y sin embargo la gloria no logró cubrir las cuentas de la campaña continental. “Desde el punto de vista del dinero, disputar la Libertadores no le trae ninguna ventaja a Corinthians: se gana menos que en el torneo paulista”, afirmó Sánchez en la rueda de prensa posterior al debate entre presidentes de clubes y jugadores. Por eso afirmó luego: “hay que presionar para obtener un pago más elevado, por mayor apertura y por saber cuánto vale el contrato de televisión”.

La pregunta no es casual y en buena medida es lo que está detrás del pedido que hicieron varios equipos uruguayos cuando solicitaron a través de una carta información sobre el estado de las cuentas de la Conmebol. El fútbol uruguayo estuvo representado en Brasil por los presidentes de Cerro Largo (Ernesto Dehl), El Tanque Sisley (Fredy Varela), Nacional (Eduardo Ache) y Peñarol (Juan Pedro Damiani). De hecho, tanto Ache como Damiani estuvieron en el estrado junto al expresidente de Corinthians y José Luis Chilavert, Enzo Francescolli, Romario y Diego Armando Maradona.

“Este es un movimiento positivo, que busca ampliar los recursos de los clubes”, afirmó Damiani durante la mesa redonda, quien agregó que “los clubes debemos tener un control sobre los ingresos que generamos”. Ache, por su parte, consideró que la búsqueda de una mejora de los ingresos de los clubes permitirá que “el fruto del fútbol se derrame hacia a sus verdaderos protagonistas”. El presidente de Nacional afirmó que “la transparencia no es un objetivo sino una obligación”, y luego, dirigiéndose a Maradona, con el que compartía la mesa, agregó: “Una vez escuché a alguien decir que no se manche la pelota; por eso nuestro deseo es que la pelota esté cada vez más limpia”.

Cuestión de números

Otra fuente de dudas la presentó la empresa GolTV, que invitó a la prensa a San Pablo para presentar un análisis en el que explica que la Confederación dejará de ganar entre 2015 y 2020 más de US$ 400 millones al haber optado por una oferta bastante menor a la que ella había propuesto por la transmisión de las copas Libertadores y Sudamericana. Pero un dato que despertó suspicacias entre los dirigentes de los clubes es que la empresa que finalmente se quedó con los derechos, T&T, en realidad luego los revendió a otra cadena por montos que se desconocen.

Cuando el anfitrión del encuentro le dio la palabra a Francisco Casal, directivo de GolTV, este explicó que en la actualidad en Sudamérica los equipos reciben “el 2% de lo que reciben los clubes europeos” por sus competiciones continentales. Luego el empresario no tuvo reparos en decir “todos los abusos de poder fueron penados cuando alguien dijo basta... Acá hay manejos muy turbios y en los estatutos se dice que los ingresos son de los clubes”.

La noche del martes durante la cena de bienvenida organizada por Sánchez, las expectativas sobre los informes era moderada entre algunos dirigentes, que optaban por la cautela acerca de los alcances de encuentro. Sin embargo, ayer cuando se analizaron los ingresos de la Conmebol y la forma en los que fueron distribuidos, más de uno dejó las contemplaciones de lado.

Según los números expuestos entre 2011 y 2013, la diferencia entre los ingresos que tuvo la Confederación y el dinero que finalmente distribuyó entre los clubes supera los US$ 119 millones. Aunque el grupo decidió conformar una comisión para exigir mayor y mejor información, no planteó medidas concretas sino que se limitó a convocar una reunión en Uruguay en los meses próximos. Sin embargo, luego de ver los números, en el debate se escucharon algunas propuestas. Una era desconocer los contratos firmados por la Conmebol, al tiempo que otros plantearon iniciar acciones legales, pero no se llegó a una definición sobre estos puntos.

Más directo fue Maradona, quien no dudó en firmar que los equipos argentinos “se cagaron” cuando le preguntaron por la escasa asistencia de equipos argentino. En ese sentido, el astro argentino se mostró confiado que en los próximos encuentros del grupo habrá más participantes, pues de lo contrario “van a ser cómplices de un robo gravísimo”. Luego, en la rueda de prensa, se le preguntó si consideraba que la Conmebol había “manchado la pelota”, a lo que respondió: “mancharon muchos bancos”.

Maradona fue el centro de las miradas de la prensa, pero su presencia estelar ya había sido imposible de pasar por alto a su llegada a la cena de bienvenida. Al arribar, luego de un viaje algo accidentado, el 10 dedicó unas palabras a los presentes que recordaron aquel discurso que dio años atrás cuando presentó una gremial de futbolistas. “Ellos fuman los mejores cigarros, toman el mejor champagne, comen el mejor caviar, y nosotros jugamos a las 12”.

Romario fue la otra gran estrella de la noche. El delantero apeló a un hablar pausado y fue tan directo como Maradona. “Hoy aquí quedó demostrado que es una vergüenza lo que sucede en la Conmebol; parecía difícil, pero finalmente encontré una institución más corrupta que FIFA y la CBF”. Al referirse a la importancia del grupo conformado en San Pablo, sostuvo que “la reunión llegó en el momento justo; ya era hora de aportar algo de moralidad al fútbol”. El primer round se disputó en San Pablo y aunque todavía las alternativas y el resultado son inciertos, es seguro que una de las partes la quiere pelear a KO.


Fuente: desde San Pablo, Brasil

Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios