Paran fábricas y tránsito para el Mundial de atletismo

Pekín tomó medidas para que los niveles de contaminación sean más reducidos durante el torneo

Restricciones de tráfico o cierre temporal de fábricas y centrales energéticas: China ha tomado medidas para que los niveles de contaminación sean más reducidos en su capital, Pekín, durante el Mundial de atletismo, que se disputa desde este sábado 22 al domingo 30 de agosto.

"Hemos tomado todo tipo de medidas. Ha habido un control antes de la competición para dejar de utilizar vehículos antiguos o más viejos y hemos detenido el funcionamiento de varias centrales de energías. También se interrumpió la actividad de empresas más contaminantes, como obras de construcción, o de cocinas que emiten al exterior", explicó este jueves en conferencia de prensa Chen Jie, uno de los responsables del Comité de Organización del Mundial.

Otra de las medidas más destacadas fue reducir el número de vehículos que circulan desde los días previos al Mundial en las habitualmente congestionadas vías de comunicación de la megaurbe china.

"También se decidió un control del tráfico con un sistema alterno, según las placas (de matrícula) pares o impares. También, en algunos carriles, se utilizarán solamente vehículos que transporten muchas personas", apuntó, aludiendo al aumento del servicio del transporte colectivo.

El sistema de permitir la circulación de coches solo a los vehículos con un número de matrícula par y al día siguiente a los de matrícula impar ya ha sido adoptado en momentos de pico de polución en distintas partes del mundo y también antes de grandes eventos deportivos, incluidos los Juegos Olímpicos de Pekín en 2008.

China quiere que ningún detalle empañe la organización del Mundial de atletismo, dentro de su intento de proyección pública al exterior.

"El Mundial de atletismo es el mayor evento después de los Juegos Olímpicos y las competiciones FIFA. El atletismo es un deporte muy popular", subrayó Du Zhaocai, director de la Federación China de Atletismo.