"Paraguay nos obliga a cambiar"

"Es una final y hay que ganar porque no vamos a salir a especular", dijo quien Maximiliano Pereira que este sábado será capitán uruguayo
Enviado a Chile
Maximiliano Pereira, dueño absoluto del lateral derecho celeste, habló con Referí sobre el duelo con Argentina, la final anticipada con Paraguay y la ausencia de Diego Godín.

Tiene más de 100 partidos en la selección, hace años que juega en el Benfica de Portugal, donde ha sido capitán, y es amado por los hinchas lusos. Nació futbolísticamente en Defensor Sporting pero quiere cumplir su sueño de niño de jugar en Peñarol.

Jugó un gran Mundial en Sudáfrica en 2010, le tocó errar el penal en la épica definición ante Ghana, anotó un gol ante Holanda en la semifinal, fue campeón de América en 2011, jugó la Copa de las Confederaciones 2013 y el Mundial de Brasil 2014.

Maximiliano "Mono" Pereira es todo un emblema de esta selección y un jugador marcado a fuego por la grifa del proceso celeste.

Tiene el mismo recorrido con la selección que por la banda derecha y hoy le tocará ser el capitán de la selección uruguaya.

¿Se pudieron recuperar luego del enorme desgaste que hicieron con Argentina faltando tan poco para definir la clasificación con Paraguay?
Todos los partidos nos generan un desgaste muy grande, más con Argentina que es un rival muy complicado. Fue una lástima no haber podido conseguir puntos, pero esto sigue y ahora hay que ganar mañana (por hoy) para asegurar la clasificación. Paraguay es una buena selección, tiene sus hombres importantes y hay que estar mentalizados en que podemos hacer todo lo mejor para elevar el rendimiento y llevarnos los tres puntos que es lo que queremos.

Jamaica planteó un juego de velocidad y Argentina uno de posesión. ¿Le cuesta a Uruguay tomar las riendas del partido e imponer condiciones?
Sí. Es como decís vos, Argentina tiene jugadores de mucha jerarquía que en cualquier momento hacen la diferencia. Son todos buenos jugadores. Tapás a uno y aparece otro. No pudimos ganar aunque lo intentamos. Con Paraguay es una final y hay que ganar porque no vamos a salir a especular.

La diferencia es que Paraguay tiene, a grandes rasgos, la mismas características que Uruguay.
Sí, pero mirá que incluso cuando fuimos a buscar el partido con Argentina tuvimos nuestras chances, hicimos un buen trabajo colectivo a la hora de intentar taponear a sus jugadores claves y creo que Paraguay es un equipo diferente, que nos obliga a cambiar. Hay que salir con la misma mentalidad de intentar ganar, pero con otro chip a la hora de pararse en la cancha para tener un poco más la pelota, generar daño por las bandas y tener más ocasiones.

Ve el partido con Paraguay como una final, ¿cómo se lo imagina?
Todos los partidos son distintos. Con Argentina tuvimos que arriesgar un poco más después que nos hicieron el gol. La idea con Paraguay es salir a ofender desde el principio. Quizás es cierto que no se jugó del todo lindo pero teníamos que obtener el resultado cualquiera fuera la forma. Con centros, con desbordes o con pelotazos.

Juegan ante Paraguay sin Godín. ¿Cuánto pesa la baja del capitán?
Godín es un jugador muy importante, es el capitán, está en un gran nivel y lo vamos a extrañar mucho porque tiene un nivel muy alto, pero lo más importante es que va a jugar otro compañero que está igual de preparado.

En plena discusión Mascherano le preguntó 'quién era'. ¿No se acordaba que lo enfrentó en 2011?
No sé (risas), son cosas que pasan adentro de la cancha. En este ambiente nos conocemos todos y en los clásicos todos jugamos al límite. Sabemos que esas cosas suceden, pero los códigos quedan adentro la cancha. Lo conozco porque jugamos muchas veces en contra y está todo bien. No hay problemas con nadie.


Acerca del autor