Para Venezuela es más que un partido

La vinotinto nunca estuvo tan cerca de un Mundial y por eso la euforia es total en Puerto Ordaz, donde el martes recibe a la selección de Tabárez

Los venezolanos están agrandados. Se sienten confiados. No solo porque ocupan la quinta posición en las Eliminatorias y nunca se sintieron tan cerca de un mundial, sino porque juegan frente a Uruguay un partido clave. Y para los venezolanos, enfrentarse a los uruguayos es como antes era para los uruguayos enfrentar a los venezolanos: una papa.

Al menos es lo que piensa la gente ya que por Eliminatorias no pierden frente a los celestes desde las Eliminatorias para la Copa del Mundo de 2002. La euforia que hay en Puerto Ordaz, donde este martes se juega el partido, es un testimonio claro. En el sitio www.vinotinto.com publicaron: “En la ciudad, en cada plaza, en cada estadio donde esté la selección de Venezuela, ahí estará la hinchada Vinotinto, vibrando, apoyando, gritando los goles, y portando con orgullo el color de nuestra camiseta”.

En Twitter el optimismo es mayor: “Si la vinotinto le gana a Uruguay podremos gritar mundial”, es uno de los cientos mensajes de esa red social  y el portal www.solofutbolve.com tituló: “El calendario le sonríe a la vinotinto”, una nota que dice que “a Venezuela le restan cuatro partidos y tres de esos serán en condición de local. Jugar en casa ante rivales directos puede ser determinante para lograr el anhelado objetivo. La actualidad se tinta con optimismo aun más al ver que esos tres enfrentamientos que faltan por jugarse en suelo nacional serán contra tres de los cuatro peores visitantes en este premundial: Perú, Uruguay y Paraguay”.

La selección entrenó el sábado por la noche en el estadio Cachamay, después de arribar de La Paz, donde el viernes empató frente a Bolivia. Venezuela ganaba 1-0 y conseguía un triunfo espectacular, pero a poco del final el conjunto local le igualó. De todas formas, un punto en la altura, donde los celestes cayeron 4-1, es tremendamente importante.

Los jugadores están bien físicamente, incluyendo al capitán Juan Arango quien salió con un tirón del partido del viernes, y se reunieron con los compañeros que se encontraban ya trabajando en Puerto Ordaz: Salomón Rondón, Nicolás Fedor, Franklin Lucena, Andrés Túñez, Frank Feltscher y Daniel Hernández.

La duda que plantea Venezuela para armar el equipo que enfrentará a Uruguay es Oswaldo Vizcarrondo, quien no jugó contra Bolivia por una lesión en la rodilla. Sin embargo, Farías dijo que el zaguero de Lanús va a jugar, pese a que el sábado entrenó aparte.

“Estoy mucho mejor, ya me siento bastante bien y espero ayudar a la selección cuando así lo requiera el cuerpo técnico ¿De qué hablamos Farías y yo?, bueno de qué va a ser, de fútbol”, dijo Vizcarrondo cuando fue consultado por los periodistas.

Por su parte, el jugador Andrés Tuñez dijo que “Uruguay es una selección muy completa, la posición que ocupa en estos momentos en la tabla no es la correcta por el nivel de los jugadores que tiene, son grandes jugadores arriba como Edinson Cavani, que son futbolistas con mucho gol y hay que estar muy atentos y jugar con el factor cancha”.

Al mismo tiempo, Grenddy Perozzo señaló que los celestes tienen “jugadores de mucha más envergadura que Bolivia, con mucho más recorrido y nivel internacional, será bastante duro, pero creo que tenemos las armas suficientes”. El martes los venezolanos se juegan la vida. 

El arco de la polémica

Este es Dani Hernández, el golero suplente de Venezuela, entrenando el sábado en el estadio Cachamay de Puerto Ordaz.

Después del gol que le hizo Bolivia a Renny Vega el pasado viernes, se instaló la polémica en Venezuela acerca de quién de los dos debe atajar.

El año pasado, Farías sacó a Vega después del partido que perdió la vinotinto contra Perú y puso a Dani –golero de Valladolid– en el encuentro siguiente frente a Paraguay, ganando 2-0. El martes frente a Uruguay parece que ataja Dani.

 

 

 

 


Populares de la sección

Comentarios