Para Sánchez, los que critican a Alonso son “fundamentalistas de la losa radiante”

El gerente deportivo de Peñarol admitió que el presidente transformó al club en “modelo” y que “no se pone los guantes ni hace goles”; también dijo que a Diego Alonso se le achica el crédito

Los números no dan lo que se esperaba en estas primeras fechas. Sin embargo, más allá de algunas quejas normales, los hinchas del club esta vez como que no se fueron tan molestos, quizás porque se vio otra actitud en la cancha más allá de la derrota?
La hinchada de Peñarol es maravillosa. Si hubiese sido otro equipo, el técnico se hubiera ido silbado y lo habrían echado, como pasa en la vereda de enfrente.

¿En serio cree que es así?
Repasá nomás lo que sucedió antes de que comenzara el campeonato cuando no ganaban en la pretemporada. Querían echar al técnico…

Pero Alonso contra Rentistas se fue silbado del estadio.
Eso es por los fundamentalistas de la losa radiante, los que van a las tribunas que no son las populares.

Pero en ese partido también hubo hinchas de la Ámsterdam quienes también silbaron.
Contra Rentistas, puede ser que hayan silbado. El sábado, después de perder con Danubio, no silbaron.

Algunos de los fundamentalistas de los que usted habla también son socios.
Hay socios y otra gente que tiene intereses. Están los que no quieren el estadio, por ejemplo. Están en la chiquita, le critican al técnico hasta la forma que tiene de vestirse. No les gusta nada.

Pero usted, ¿no los entiende? El equipo ganó solo cuatro puntos de 15 en el Apertura y fue eliminado de entrada en la Copa Sudamericana.
Sí, claro que sí. Los entiendo. Pero no tenemos cuatro puntos en el Apertura porque el técnico vista siempre Dolce&Gabanna.

Tienen claro que se debe mejorar.
Por supuesto que hay que mejorar. El sábado cuando me iba del estadio un periodista me preguntó qué responsabilidad tenía yo en este momento, en esta campaña de Peñarol. Creo que es la misma que cuando salimos campeones. ¿Salimos campeones por mí? No. Y ahora, ¿venimos mal por mí? No. En el Uruguayo que ganamos, estuve 24 partidos porque asumí en la fecha 7 del Apertura, trabajé en las llegadas de futbolistas y doy mi apoyo y mis críticas a lo que tenga que apoyar o criticar.

¿Cómo se revierte esta situación?
Diego (Alonso) va a seguir siendo el técnico. Esto se revierte ganando. Suena simple, pero hay que cumplirlo. Hay que ir de tres (puntos) en tres, partido a partido. No hay otra.

Pero el margen de error del técnico se achicó mucho.
Sí, se le achicó. Pero nosotros tenemos que ganar y apuntar a lo más alto del Apertura. Primero, tratar de ganarlo si se puede. Si no se puede, quedar lo más arriba posible para pelear la Tabla Anual. Y después que pase lo de casi siempre: ganar el Torneo Clausura y las finales. Peñarol va a ser campeón uruguayo.

¿Habló con Damiani?
Sí, lo hice. Damiani es el más perjudicado por todo esto que está pasando. Porque cuando se hizo cargo de Peñarol, no se podían pagar ni dos meses, había solo 6 mil socios y él lo transformó en un club modelo. Él no se pone los guantes, ni es el que hace los goles. En esta crisis deportiva, él no tiene la culpa. Pero los fundamentalistas de la losa radiante son los que le echan la culpa a él.

¿Qué va a suceder con relación al técnico actual más allá de que usted dijo recién que va a seguir en Peñarol?
Estamos todos de acuerdo, incluido el presidente Damiani, en que hay que seguir apoyándolo.


Populares de la sección

Comentarios