Para Navidad la pista recibirá un lifting

El 5 de diciembre comenzarán las obras en el escenario del Parque Batlle; en febrero estará todo listo para retomar la actividad aunque también se necesita photo Finish y materiales nuevos

La pista Darwin Piñeyrúa de atletismo tendrá nuevo piso para el año próximo. Las obras de recapado comenzarán el 5 de diciembre y para mitad de febrero se estima que terminen para dar comienzo a la temporada 2013.

Los trabajos serán costeados por la Dirección Nacional de Deportes (Dinade), según informó a El Observador Pablo Sanmartino, presidente de la Confederación Atlética del Uruguay (CAU).

El recapado consiste en levantar el tartán (material del que está revestida la pista) que existe actualmente, nivelar el piso y colocar una nueva capa de tartán.

“Con la licencia de la construcción calculamos que todo esté pronto para mitad de febrero”, contó Sanmartino. “Vamos a hacer la inauguración con todo”, agregó.

Este año la Dinade compró ocho aparatos nuevos para modernizar el gimnasio de la pista y con los fondos que le otorga a la comisión administradora de la pista (Capoa) se construyó una sala para hacer fisioterapia y un freezer para realizar crioterapia (recuperación con hielo).

Además del recapado, la Dinade realizará mejoras edilicias: se ampliarán oficinas, se construirá un comedor para los funcionarios y un baño en el gimnasio.

Lo que falta
La sala de fisioterapia no se puso aún en funcionamiento. ¿La razón?  Se buscan fondos para financiar la contratación de un médico y un fisioterapeuta que puedan atenderla.

“Tenemos un par de propuestas que estamos analizando, trataremos de elegir la más conveniente”, dijo el secretario de la CAU, Marcelo Szwarcfiter. 

Además de poner en funcionamiento esa sala especial, la pista también tiene otras necesidades por contemplar.

Lo más importante parece ser el photo finish que se rompió. “Ya lo hemos revisado pero definitivamente no tiene arreglo porque el censor está roto”, explicó Sanmartino. 

“Sin photo finish no podemos organizar torneos internacionales”, agregó. La pista del parque Batlle es sede en abril de cada año del Grand Prix sudamericano Darwin Piñeyrúa.

Según pudo saber El Observador el costo del aparato que mide en forma electrónica los tiempos de los atletas ronda los US$ 20 mil.

“También se necesitan varios materiales para pruebas específicas, como colchones nuevos para los saltos, discos y jabalinas para los lanzadores y vallas”, expresó el presidente de la CAU.

“Las vallas que se utilizan en la pista son artesanales pero a nivel internacional no solo la medida es reglamentaria sino también los pesos y los contrapesos, para que siempre caigan para el mismo lado en caso de que el atleta las toque”, explicó Szwarcfiter.

Un juego completo de vallas oscila entre los US$ 15 mil y US$20 mil.

En estas pruebas las vallas son distintas para las pruebas masculinas y femeninas. 

Los dos atletas olímpicos, Andrés Silva y Déborah Rodríguez, compiten y entrenan en Uruguay en 400 vallas con elementos artesanales. Pero a nivel internacional esas sutiles diferencias hacen al rendimiento.

La CAU intenta con esta movida disponer de mejores infraestructuras para elevar el nivel del atletismo uruguayo. La pista es solo el primer paso.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios