Para los clubes opositores, “La salida de Bauzá era de esperar”

Fuentes de Cerro Largo, institución que había pedido la renuncia, indicaron que “se había gobernado de espaldas a los clubes”

Para Cerro Largo Fútbol Club, uno de los ocho clubes que se manifestó en contra del Consejo Ejecutivo de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) encabezado por Sebastián Bauzá, quien este lunes renunció, “era de esperar” que el ahora extitular abandonara su cargo.

“Nosotros le habíamos trasmitido a uno de los miembros del Ejecutivo de que la salida de Bauzá descomprimía toda esta problemática que tiene el fútbol, del enfrentamiento de los ocho clubes que le habían retirado la confianza (a Bauzá) y todos los otros problemas que hay”, indicó a El Observador una fuente del club fronterizo.

Agregó que por estos días se vivía “un momento muy difícil para gobernar”. “Se había desgastado la relación por algo muy sencillo: se había gobernado de espaldas a los clubes con el objetivo de la selección”, agregó.

Desde el club arachán se señaló que ese objetivo, el de la selección, lo tienen “todos” los miembros de la AUF, y se recordó que el actual proceso de selección “no nació” en el gobierno de Bauzá.

“Cerro Largo tuvo un miembro en el proceso de selección y en el Ejecutivo (Ernesto Dehl), y nunca estuvo la idea de cambiar ese proceso de selección, porque en definitiva le da réditos al fútbol en general. Pero sí el gobierno del fútbol tienen que ser más amplio, tienen que bancar a la selección nacional, pero en la problemática del fútbol se necesita una reestructura en los campeonatos”, agregó la fuente.

Entre los “problemas” se señala que se juegan seis meses y se pagan 11 meses de sueldos, o los costos cada vez más “elevados” para los clubes de la “integración”.

“Se vio rodeado, sin posibilidad de gobernar”

“Los problemas que hemos tenido con la Conmebol llevan a un desgaste importante con el Consejo Ejecutivo, principalmente con Bauzá, porque no atinó nunca a solucionarlos. Los líos son de carácter económico, y era de esperar que diera un paso al costado, hace un tiempo que queríamos que diera un paso al costado, pero lamentablemente nunca sucedió. Hoy se vio rodeado, sin posibilidad de gobernar”, agregó la fuente de Cerro Largo Fútbol Club.

“El fútbol necesita un cambio. Si bien ha cambiado la imagen de Uruguay a nivel de selección, a nivel interno los campeonatos cada vez son menos atractivos”, señaló.

Consultado por si ya se manejaban nombres de cara a un próximo Ejecutivo, señaló que por el momento no. Agregó que se manejan dos ideas, un Consejo de Presidentes o un Interinato, y que la opción que tiene más fuerza es la segunda, con un gobierno interino hasta junio, y después constituir un Ejecutivo definitivo.

Con respecto a si consideraba la posibilidad de que Nacional y Peñarol integren el Ejecutivo, comentó que “son parte del fútbol” y están en su derecho. “Este gobierno ha tenido gente de Defensor, River, Cerro, y los ejecutivos con grandes han sido buenos y malos. Depende de la persona y el proyecto, lo más importante antes de la persona es el proyecto. Que antes de asumir tengan el proyecto con los cambio que se necesitan”.

“En ese cambio no está Casal”

Consultado por si había injerencia del empresario Francisco “Paco” Casal en la salida de Bauzá, desde Cerro Largo Fútbol Club se indicó que “no”. “Lo que pasa que el primer comentario que hacen está Casal. Pero en este caso de la reestructura del fútbol es una carga del propio interés, porque en definitiva somos los clubes los que queremos mejorar el producto interno, para tener más aficionados, mejores recaudaciones, mejores ingresos. Y en ese cambio no está Casal”.

“Lo que sí tenemos es un socio, que es el sponsor del fútbol uruguayo, que es Tenfield. Sin lugar a dudas. Si ellos hacen aportes, siempre serán bienvenidos, porque es el socio más importante que tenemos en el fútbol uruguayo, porque tiene los derechos del fútbol uruguayo. Conversar (con Tenfield) es un proceso lógico, porque si se tiene un sponsor tan importante, pero después todo se somete a una votación dentro de una asamblea en la que cada uno procura mejorar su institución y en definitiva el fútbol uruguayo”, agregó.

No hubo intromisión del gobierno

Ante las versiones que señalan que el fútbol uruguayo puede ser sancionado y quedarse sin participación en el Mundial de Brasil, por una presunta intromisión del gobierno que llevó a la renuncia de Bauza, algo intolerable por la FIFA, la fuente consultada manifestó que no hubo influencia del gobierno para la salida del titular de la AUF.

“No ha tenido intromisión el gobierno. Fue por un hecho puntual: lo que sucedió en el partido de Nacional. Se citó a los dos presidentes de los clubes con mayor convocatoria, pero no tuvo ninguna intromisión del gobierno en cuanto a la salida de Bauzá. La salida se da por otros hechos. No se puede vincular a la renuncia del Ejecutivo. Creo que no es vinculante y mucho menos que pueda venir una sanción al fútbol uruguayo”, señaló.


Populares de la sección

Comentarios