Para el mejor recuerdo

Aguada venció a Halcones de Xalapa y se quedó con el tercer puesto del torneo

Con 42 puntos de un imperial Leandro García Morales –récord histórico del torneo–, Aguada derrotó este sábado a Halcones de Xalapa por 113-108 y se quedó con el tercer puesto de la Liga de las Américas.

En su primera participación en el certamen, Aguada completó el podio en una histórica actuación que se cerró con un merecido triunfo ante el equipo mexicano.

El primer cuarto fue intenso y ambos rivales intercambiaron ataques rápidos con lanzamientos poco prefabricados.

Y desde un inicio, Aguada se sintió cómodo con el trámite. Enchufado, jugando por algo más que simplemente completar el calendario de un torneo internacional.

El primer parcial terminó 36-29 en favor de los uruguayos.

Pero en el segundo cuarto, Aguada impuso su juego, fu indomable en las ofensivas y no tuvo que emplearse muy a fondo ante un rival que tomó malas opciones de tiro sin presencia interna como para pelear los rebotes.

Leandro García Morales y Pablo Morales –esta vez titular– fueron una máquina de meter triples. El aguatero intentó 20 veces tiros de tres puntos y embocó 11.

Entre los dos Morales (25 Leandro y 19 Pablo) anotaron la misma cantidad de puntos (44) que los de su rival en el primer tiempo.

Pero los mexicanos –como era de esperar– reaccionaron en el tercer cuarto con un parcial de 33-19.

Primero con un cambio de actitud, después con un súper ajuste defensivo –sobre todo en la marca sobre García Morales– y finalmente en la forma de trabajar las ofensivas. Más pulido, más inteligente y con un Adam Parada que se puso por momentos el equipo al hombro.

Así quedaron a solo ocho puntos para arrancar el último cuarto con el mismo tren.

Aguada ya no tenía a Malcolm White, el refuerzo estadounidense que prestó Trouville, quien se fue por quinta falta en el tercer período.

Tuvieron que aparecer nuevamente los Morales para ponerle paños fríos al asunto metiendo un par de bombazos para volver a estirar la ventaja.

Pero sobre el final, Halcones esbozó un último intento de reacción para volver a acercarse a cinco puntos (103-98) a falta de un minuto y medio por jugarse.

Cortando para mandar al rival a la línea, Halcones intentó acortar las distancias pero el aplomo aguatero y las ganas de quedar lo más cerca posible del techo de América sellaron el triunfo.

De esta manera, Aguada cierra un histórico ciclo continental tras ser segundo en la Liga Sudamericano y tercero en el principal torneo continental, la Liga de las Américas, además de haber organizado cuatro series continentales en Montevideo. Esta actuación iguala el tercer puesto que logró Biguá en la segunda edición de este certamen, disputada en 2008-2009.
 


Fuente: El Observador

Populares de la sección

Comentarios