Para disfrutar hay que sufrir

Uruguay, plagado de dificultades, enfrenta mañana a Colombia; el técnico brindó el mensaje de mirar hacia adelante

Si dará vueltas el fútbol… Andrés Scotti parecía tener fecha de vencimiento en la selección. En junio, no era tenido en cuenta para jugar el amistoso contra Francia, ni el partido por las Eliminatorias contra Venezuela, y se perdía la Copa Confederaciones.  Pero la lesión de Carlos Valdez cambió su destino. Tabárez lo llevó a Puerto Ordaz y de ahí siguió viaje en el chárter con destino a la copa de campeones continentales.

Y mire como son las cosas… En junio Scotti era el quinto zaguero. Tenía por delante a los titulares Lugano-Godín, y los suplentes Coates, Valdez. Ello sin tener en cuenta que Cáceres es central.

Pero las sanciones de la dupla titular y las lesiones de Coates y Valdez lo ponen como el caudillo de una defensa que Tabárez deberá reconstruir para el partido contra Colombia y en la cual se perfila el debut de uno de los juveniles de la selección sub 20.

El destino y las circunstancias vuelven a poner a Tabárez y Scotti como protagonistas de la historia.

Es que, hasta la estadística resulta curiosa. En el pasado proceso, a esta misma altura de las Eliminatorias, el entrenador celeste debía reconstruir la zaga. Godín había sido expulsado y Lugano estaba suspendido por acumulación de amarillas. Aquella noche del 9 de setiembre de 2009 el técnico armó la zaga con Bruno Silva, Carlos Valdez, Martín Cáceres y Álvaro Pereira. ¿Y Scotti en qué parte de la historia está?

A los 29 minutos expulsaron a Valdez y Scotti ingresó en lugar de Cavani. Terminó anotando el segundo gol, el que daba vuelta un partido que estaba igualado 1-1.

Un proceso más, tarde Scotti vuelve a ser el protagonista. Quedó como el único zaguero de experiencia. Es que, cuando todos pensaban que Martín Cáceres se recuperaba, se confirmó que padece un problema de meniscos y quedó descartado. Tabárez citó el sábado a los juveniles Emiliano Velázquez y Gastón Silva, quienes se sumaron a José María Giménez. Uno de los tres deberá acompañar a Scotti. La respuesta se responde sola, como dijo el propio conductor del equipo: “Si de cuatro zagueros, tres tienen 20 años y tienen que jugar dos, la respuesta no se la tengo que dar yo, es obvia”.

Así las cosas, la principal preocupación pasa por reconstruir el fondo. Maximiliano Pereira está seguro en el lateral derecho. José María Giménez se perfila para acompañar a Scotti en el centro, y por la izquierda todo hace indicar que Jorge Fucile volverá a la oncena titular.

Espera por Forlán
En el mediocampo las cosas están más claras. Walter Gargano y Egidio Arévalo Ríos estarán para la contención, acompañados por Cristian Rodríguez.

El entrenador aguarda por la recuperación de Diego Forlán. El delantero padeció un esguince de tobillo y evoluciona. “Es un jugador que está en duda para el partido”, dijo el técnico celeste.

Se especula con que puede llegar a ocupar un lugar en el banco de suplentes. Por lo pronto ayer se limitó a realizar fisioterapia.

En caso de que no pueda ser de la partida, Christian Stuani se perfila para ocupar su lugar. Arriba la dupla de Edinson Cavani y Luis Suárez.
La práctica
Todo esto en el plano meramente especulativo ya que la selección no realizó un movimiento futbolístico que permita obtener conclusiones.

Ayer, los celestes se movieron en base a fútbol en espacios reducidos con Edison Cavani trabajando diferenciado. Tabárez le restó importancia al hecho y sin revelar que el 9 de Paris Saint-Germain se limitó a trotar, expresó: “Algunos trabajaron diferenciado, no por lesiones, sino por la evolución que nos permita poner a los jugadores en mejores condiciones”.

La selección nacional vuelve a entrenar hoy con la mira puesta en Colombia. Las dudas invaden el entorno, pero no al cuerpo técnico que tiene las cosas claras. El proceso se pone a prueba. Sin cuatro habituales titulares, el técnico deberá echar mano a juveniles y hombres que siempre estuvieron pero sin continuidad.


Populares de la sección

Comentarios