Para Cuevas llegó la hora de sumar

En el masters 1000 de Madrid pablo cuevas inicia cuatro semanas clave del año, en las que necesita empezar a sumar puntos grandes para trepar

Si para Pablo Cuevas la gira europea sobre polvo de ladrillo era la mejor oportunidad del año para sumar, el Masters 1000 de Madrid que arranca mañana para el uruguayo enmarca las cuatro semanas vitales de la temporada. Y empieza a tener una ineludible sensación de presión: luego de dos torneos en los que no tuvo buenos resultados, y una tercera semana en la que decidió descansar y perdió puntos, el uruguayo ahora sabe que tiene que empezar a sumar puntos grandes para mantener su posición y sobre todo atacar el gran objetivo del año: meterse entre los 20 mejores jugadores del mundo.

Cuevas viene de acumular derrotas en segunda ronda tanto en el Masters 1000 de Monte Carlo (ante Milos Raonic, N°10 ATP) como en el ATP 500 de Barcelona, ante el francés Benoit Paire (22°). Así casi no sumó puntos en estas dos primeras semanas de gira, en la mejor superficie y en la serie de torneos grandes que terminan con Roland Garros.

La semana pasada decidió descansar para encarar fresco la serie sucesiva de Masters 1000 que se vienen: Madrid, Roma y luego otra semana de descanso antes de empezar el Grand Slam sobre polvo de ladrillo. Eso le significó perder 150 puntos de Estambul 2015 –cuando llegó hasta la final con Roger Federer– aunque le permitió oxigenar las piernas y la cabeza, luego de una semana en la que en dobles llegó hasta la final de Barcelona.

El tenis ha aparecido en cuentagotas en esta gira sobre polvo de ladrillo. Los mejores momentos estuvieron en el partido ante Raonic, que se le fue por muy poco, con lo que no pudo revertir la tendencia negativa que lleva ante jugadores top ten. En Barcelona fue una versión deslucida, que cayó sin mayores atenuantes contra el francés Paire.

Pero Cuevas ya ha mostrado en repetidas oportunidades que puede cambiar rápidamente de tendencia, la mayor de las veces de forma positiva. Por eso, si logra consistencia en las buenas cosas que mostró ante Raonic, puede tener una semana de puntos grandes.

Eso sí: en Madrid, el fixture no lo favorece. Le tocó una serie particularmente dura, no solo en el debut de mañana ante el alemán Phillip Kohlschreiber, jugador que aparecerá en el puesto 25 hoy luego de quedarse con el ATP 250 de Munich, también sobre polvo de ladrillo.

Si se impone en ese partido, en segunda fase ya se cruzará con Gael Monfils (15°), luego en tercera podría cruzarse con Wawrinka y en cuartos de final con Djokovic, nada menos.

El uruguayo debutará mañana tanto en dobles como en singles, ya que Kohlschreiber tendrá una jornada de descanso luego de haber jugado en Munich hasta ayer.


Campeones del domingo

El argentino Diego Schwartzman, número 87 del mundo, dio la sorpresa y se proclamó vencedor de su primer torneo del circuito profesional ATP, luego de derrotar al búlgaro Grigor Dimitrov, número 29 del ránking y segundo cabeza de serie, por 6-7 (5/7), 7-6 (7/4) y 6-0, ayer en la final.

Mientras tanto, Nicolás Almagro derrotó a Pablo Carreño, octavo cabeza de serie, por 6-7 (6/8), 7-6 (7/5) y 6-3, en la final '100% española' de Estoril.

El alemán Phillip Kohlschreiber, de 32 años y número 27 del mundo, logró su tercer título en el Torneo de Múnich al sorprender en la final al austríaco Dominic Thiem (N.13), al que se impuso por 7-6 (9/7), 4-6 y 7-6 (7/4)

Uruguayos en competencia

La que comienza será una semana repleta de actividad para los tenistas uruguayos en el exterior, una saludable novedad en un tenis acostumbrado a seguir exclusivamente a Pablo Cuevas. Lo más llamativo es la vuelta de Marcel Felder, quien inició una gira como entrenador de Nicolás Xivilier, con quien jugará el Futures F17 de Túnez y además jugará con él en dobles. Además, Ariel Behar juega en dobles -junto al colombiano Nicolás Barrientos- el Challenger de Karshi, en Uzbekistán, y con el objetivo de meterse entre los 100 mejores del mundo en la especialidad. Además, Martín Cuevas y Santiago MKaresca jugarán el Future 1 de Rumania.