Para Cuevas llega el desafío del año

Pablo Cuevas inicia esta semana la defensa de puntos grandes en Europa; de todos modos, busca concentrarse más en el juego que en el ranking

Pablo Cuevas inicia esta semana una etapa clave de su temporada: la defensa de los puntos grandes en el Circuito ATP, que hace un año le permitieron pegar el salto entre los mejores 40 del mundo, camino que después continuaría hasta ubicarse entre los mejores 21. Será un momento bisagra para definir si sigue prendido de cerca en la lucha por meterse entre los 20 mejores del mundo, o si cae algunos escalones y tiene que usar el cierre del año para recuperarlos.

El uruguayo quedó ubicado como el tercer cabeza de serie del torneo del ATP 250 Bastad, en Suecia, con lo que debutará entre el miércoles y el jueves en segunda fase (octavos de final). Lo hará ante el ganador del duelo entre el argentino Federico Delbonis y un jugador surgido de la qualy. Delbonis viene en un buen momento, luego de ser clave en la victoria de su país en Copa Davis ante Serbia, que le permitió clasificar a semifinales (ver nota aparte).

Junto a Cuevas, los otros cabeza de serie clasificados a segunda ronda son el belga David Goffin (14° del mundo), el español Tommy Robredo (21°) y el argentino Juan Mónaco (30°), que son junto al uruguayo los principales candidatos al título.

Se trata de la vuelta al polvo de ladrillo, luego de un mes y medio de torneos sobre césped como preparación a Wimbledon. Tras caer en primera ronda del abierto inglés, el uruguayo vuelve a la superficie donde se siente más cómodo, ya en el cierre de los torneos grandes antes de pasar al cemento en la temporada previa al US Open.

A esta altura del año pasado Cuevas logró 512 puntos: 250 en Bastad y una semana después 262 en Umag, ya que en ese torneo tuvo que jugar la qualy, debido a que al momento en que se anotó tenía ranking bajo y no le alcanzó para entrar directo. De esos 512 puntos, los 250 de Bastad se le fueron la semana pasada, ya que en este año se corrió la fecha de realización del torneo.

De hecho, ambos torneos coincidirán en fecha este año, por lo que esos 250 puntos que perdió el uruguayo lo hicieron bajar el lunes pasado cuatro escalones, hasta el puesto 27 del ranking. De todos modos, no todo es malo: el hecho que esos dos torneos coincidan le permiten al salteño poder jugar el ATP 500 de Hamburgo, que otorga el doble de puntaje.

Así, la lucha de Cuevas en esta semana será por mantener posiciones, más que por ganarlas: con 1.297 puntos, tiene muy cerca a Dominic Thiem, Vasek Pospisil, Juan Mónaco, Guillermo Garcia-Lopez y Pablo Andújar, que esperarán una caída del uruguayo para recuperar posiciones. En el peor de los casos, si cayera en el debut, Cuevas podría caer hasta el puesto 43, aunque una buena actuación en Hamburgo podría hacerlo retornar a los 30 mejores.

De todos modos, el uruguayo se lo toma con tranquilidad, y piensa más en el juego que en el ranking, entendiendo que si sale lo primero lo segundo vendrá solo. "Defender esos puntos es algo que no me cambia mucho. Si quiero mejorar tengo que hacer cosas mejores que el año anterior, independientemente de la fecha que lo haya hecho. Eso puede hacer que el ranking cambie un poco de una semana a otra, pero si a diciembre tuve un año mejor que el anterior voy a mejorar en el global", dijo la semana pasada a Referí.

Definidas las semifinales de Copa Davis

Un heroico Andy Murray, protagonista de los tres puntos ante Francia, guió a Gran Bretaña a las semifinales de la Davis, en las que se enfrentará a Australia, que remontó ante Kazajistán, mientras que Bélgica y Argentina jugarán por la otra plaza en la final. Ambas series se jugarán entre el 18 y el 20 de septiembre. En la hierba de Queen's Murray fue capaz de remontar y ganar a Gilles Simon 4-6, 7-6 (7/5), 6-3 y 6-0. Ahora Gran Bretaña recibirá a Australia, que levantó un 0-2 ante Kazajistán. El héroe del equipo australiano fue el veterano Lleyton Hewitt, de 34 años. Se impuso ayer al kazajo Aleksandr Nedovyesov 7-6 (7/2), 6-2, 6-3 en el quinto y último partido.

En el otro lado del cuadro Bélgica y Argentina sellaron su pase a semifinales en el dobles del sábado. Ayer en Buenos Aires los argentinos finalizaron la eliminatoria ante Serbia, que no contó con el número 1 mundial Novak Djokovic, con un 4-1. Bélgica, por su parte, jugará la semifinales por primera vez desde 1999 al derrotar 5-0 a Canadá en la tierra batida de Ostende. Steve Darcis y Kimmer Coppejans ganaron sus respectivos partidos ayer ante Filip Peliwo y Frank Dancevic, y Bélgica cerró una eliminatoria inmaculada ante el equipo norteamericano.


Acerca del autor