Palmeiras ganó y es líder en el grupo de Nacional

El próximo rival tricolor venció 2-0 a Rosario Central y suma cuatro puntos
Palmeiras logró el jueves una sufrida victoria 2-0 contra Rosario Central bajo la lluvia en su estadio de Sao Paulo, con la que subió a la primera posición del Grupo 2 de la Copa Libertadores de América 2016. Palmeiras será el rival de Nacional en la Copa el próximo miércoles.

En pleno debate sobre el futuro de su técnico y la crisis colándose bajo la puerta, el 'Verdao' salió despierto bajo el fuerte aguacero que empañaba la noche de la mayor ciudad de Sudamérica.

La derrota del domingo en el torneo paulista había dejado a los de Marcelo Oliveira con demasiadas deudas ante su hinchada, que hasta hoy no le había visto ganar en su estadio este año.

No había mejor escenario que la Libertadores para que el Palmeiras enmendara su raquítica hoja de servicios -con sólo dos victorias en ocho partidos- y los brasileños salieron a comerse la noche, y la lluvia.

Apenas se cumplían los diez minutos de juego y el Allianz Arena, casi lleno pese a la tormenta, podía haber cantado ya dos goles.

Animado por una intensidad reencontrada, el Palmeiras se sentía cada vez más ligero en el gramado encharcado de su estadio, como quien atisba la salida de un cuarto oscuro.

Los argentinos, que siempre tuvieron más posesión, tampoco se apocaban porque por algo llegaron a Sao Paulo como líderes de su zona en el campeonato argentino, y todavía invictos. Marco Rubén a punto estuvo de girar un partido que les pertenecía sobre el papel con una buena ocasión en el minuto 20.

Pero el éxtasis bajo la lluvia de los más de 36.000 hinchas del 'Verdao' llegó poco después, cuando Cristaldo recuperó un balón perdido por Gabriel Jesús, rendido en el agua, y se lanzó a una carrera de obstáculos entre los charcos del costado izquierdo del área. En apenas segundos, el argentino sorteó a dos defensores, dejó atrás a Sosa y marcó el 1-0 sobre la piscina que era entonces el gramado.

Ahora sí, el Palmeiras creía quitarse definitivamente la losa de encima, mientras los 'canallas' se quedaban con el balón, pero no fluían en el agua.

La noche de Prass


La segunda parte, sin embargo, despertó a los brasileños del sueño y los argentinos hicieron de cada ataque un peligroso asedio a la puerta del Palmeiras.

A sus 37 años, Prass se revolvía a cada zarpazo de los de Coudet sin tiempo para ajustarse los guantes. Pero la noche era para él. Todo apuntaba a que la entrada de Robinho a Cervi en el 59 iba a certificar el fin de fiesta para el 'Verdao', en plena reconquista de los argentinos.

El juez no dudó y marcó penal, Marco Rubén se colocó firme en los 11 metros, lanzó a la esquina izquierda del arco... pero el veterano Prass detuvo el balón.

Volvió a vibrar el estadio celebrando su suerte, pero consciente de que el sufrimiento no había terminado.

Los argentinos no estaban dispuestos a dejar ir el partido y, apabullado, el Palmeiras se iba entregando a las manos de los 'canallas', que no dejaban de coquetear con el gol.

Lo tuvieron Lo Celso o Marco Ruben en varias ocasiones, mientras el Palmeiras aguardaba agazapado cada ataque recordando esos demonios que parecían lejos en la primera parte.

El Central lo intentó todo, pero no acertó, y finalmente fue Allione quien se llevó el gato al agua cuando se consumía el tercer minuto del tiempo añadido. En el último contraataque del 'Verdao', y uno de los únicos de los brasileños en la segunda mitad, el volante argentino se encontró solo en la frontal del área y batió a Sosa para poner el 2-0 definitivo.

Este disputado triunfo coloca al término de la segunda fecha al Palmeiras como líder en solitario del Grupo 2 con cuatro puntos, seguido por los uruguayos River Plate y Nacional con dos, mientras que los argentinos son últimos con uno.

Fuente: AFP

Populares de la sección