Paliza de los Warriors para poner la final 2-0

Con una destacada actuación de Draymond Green, el equipo de Golden State superó a Cleveland Cavaliers 110-77

Los Golden State Warriors se apoyaron en Draymond Green y aplastaron este domingo a los Cleveland Cavaliers con pizarra de 110-77 para poner la final de la NBA 2-0 su favor.

El héroe del partido esta noche en el Oracle Arena, en Oakland, fue Green, quien terminó con 28 puntos, siete rebotes y cinco asistencias, seguido en la ofensiva por Stephen Curry con 18 tantos y nueve capturas y Klay Thompson con 17 tantos.

El brasileño Leandro Barbosa contribuyó con 10 cartones saliendo de la banca para los Golden State Warriors, los campeones defensores.

Por los Cavaliers se lució su astro LeBron James, con 19 puntos, ocho rebotes y nueve asistencias.

La serie -al mejor de siete encuentros- se traslada ahora a Cleveland para la disputa del tercer partido el próximo miércoles.

Los campeones defensores habían ganado el jueves en el primer partido de la final a los Cavaliers de 'King James' con otro arrollador resultado de 104-89.

Los Cavaliers se cuidaron mucho de Curry y Thmpson y sin embargo el daño se los hizo la dupla compuesta por Andre Iguodala y Green.

Green se fue al pequeño descanso tras el tercer parcial con 28 puntos, incluidos cinco triples en noche de gala.

Una ofensiva de los Golden State de 9-0 guiada por un triple de Curry y encestes del brasileño Barbosa puso al equipo al frente 89-62, cuando faltaban ocho minutos por jugar.

Cleveland salió agresivo en el primer cuarto al ganarlo 21-19 sin un solo punto de LeBron, quien consiguió repartir cinco asistencias.

En tanto, el alero Green se desbordaba por los 'Guerreros' y faltando cuatro minutos para ir al descanso intermedio ya tenía 18 puntos.

Unos de los servicios de LeBron fue a Tristan Thompson para conseguir el canasto que puso a los Cavaliers al frente 21-19.

Faltando tres minutos para la primera mitad, ya Golden State, con dos triples seguidos de Curry y Thompson, se fue con 10 puntos de ventaja (45-35).

LeBron se desbordó en el segundo cuarto con 14 puntos, pero no pudo evitar que Golden State se llevara el parcial 33-23 y una ventaja hasta el momento de ocho puntos (52-44).

Cleveland siguió dependiendo de LeBron, pues luego de no haber anotado en el primer cuarto, en el segundo era el máximo anotador de su equipo con 14 tantos, seis rebotes y cinco asistencias.

Golden State jugó mucho más como equipo, ya que sus estelares Curry y Thompson no eran los máximos anotadores, sino fue Green, quien se convirtió en la bujía inspiradora del conjunto californiano, que hasta ese momento parecía imparable rumbo a la reválida del título.

Green se convirtió en el primer jugador en el partido en rebasar los 20 puntos con un triple faltando ocho minutos para finalizar el tercer cuarto, que puso el marcador a favor de Golden State 58-49.

LeBron seguirá en su empeño de buscar por todo los medios darle un título a Cleveland, que no ha tenido un campeón del deporte profesional estadounidense en medio siglo, desde que los entonces Browns ganaron el campeonato profesional de football americano (NFL) en 1964.

Cuatro veces jugador más valioso de la NBA y ganador de dos títulos con los Miami Heat, LeBron está en su sexta final consecutiva de la NBA y séptima en su carrera.


Fuente: AFP