Paliza de Los Pumas a Georgia para seguir vivos

Argentina derrotó claramente 54-9 a los europeos jugando un nortable segundo tiempo

Una excelente segunda mitad le valió el viernes a Argentina para barrer a Georgia (54-9), sumar su primera victoria en el Mundial de rugby de Inglaterra y mantener intactas sus opciones de avanzar a cuartos de final.

Necesitaban un triunfo los Pumas para seguir vivos en el torneo después del tropiezo frente a Nueva Zelanda (26-16) del pasado domingo y para dedicárselo a su compañero Mariano Galarza, sancionado con nueve partidos por la Federación internacional.

Los Lelos, por su parte, después de sorprender a Tonga (17-10) en su debut mundialista, llegaban a Gloucester cargados de moral, dejando que la presión cayera del lado argentino, claro favorito hoy, y centrados en hacer su juego para intentar sorprender a los vigentes cuartofinalistas.

Comenzaron el choque los de Daniel Hourcade lanzados a por el triunfo, haciendo hincapié en la defensa y moviendo bien el oval en ataque.

Nico Sánchez inauguró el marcador pasados cinco minutos de juego gracias a un drop -el primero en este Mundial-, y Tomás Lavanini amplió la diferencia de los Pumas hasta los ocho puntos merced a un ensayo después de haber movido el balón de lado a lado (8-0, m.10).

Ahí subieron una marcha los europeos, que aferrados al excelente pie de Merab Kvirikashvili y al buen hacer de Mamuka 'Gorgorzilla' Gorgodze consiguieron recortar diferencias en el luminoso.

Kvirikashvili anotó dos penaltis consecutivos para poner a una física Georgia a solo dos puntos, pero Nico Sánchez volvió a marcar de tres para ampliar nuevamente la ventaja (11-6, m.21).

Sufrieron los Pumas el empuje de los Lelos en los instantes de la primera mitad, y además vieron cómo Juan Martín Hernández tenía que abandonar el terreno de juego por lesión -fue sustituido por Jerónimo De la Fuente-.

Dos minutos después de la reanudación, con los argentinos con la misma premisa que al comienzo de la primera mitad, un tarjeta amarilla tras una dura falta mandó a Gorgodze al sin bin y dejó a Georgia en inferioridad numérica durante diez minutos que resultaron clave.

Instantes después llegó la avalancha de juego de los Pumas ante un rival que notó excesivamente el cansancio, anotando dos ensayos en apenas cuatro minutos y dejando así sentenciado el choque.

Primero fue Tomás Cubelli y después Juan Imhoff, tras una gran combinación con De la Fuente, quienes apoyaron el oval para alegría del público presente en Gloucester.

La alegría completa para los de Hourcade llegó en el minuto 54, con el cuarto try de la tarde, el que les daba el importantísimo punto bonus, obra de Santigo Cordero tras perforar como una exhalación la zaga georgiana.

Con el partido sentenciado y los cinco puntos en el bolsillo, el DT dio descanso a los fijos, Leguizamón, Creevy, Fernández Lobbe y Cubelli, con miras al siguiente encuentro del grupo, ante Tonga el 4 de octubre (13:30 GMT).

Todavía hubo tiempo para tres ensayos más de los Pumas, que consiguieron ampliar su diferencia hasta los 45 puntos gracias a los apoyos de Martín Landajo, Santiago Cordero y Juan Imhoff y las conversiones de Marcelo Bosch.

Esta contundente victoria da aire a un conjunto albiceleste que ha vivido una semana complicada, tanto en lo deportivo por la derrota frente a los All Blacks como en lo extradeportivo por la dura sanción de nueve semanas que le impuso la Federación internacional a Mariano Galarza.

Argentina llega hasta los cinco puntos y asciende hasta la segunda posición del grupo C, a cuatro del líder Nueva Zelanda, que el jueves se impuso con contundencia a una débil Namibia por 58-14.