Palito, una bestia: jugó en Santiago y al día siguiente en Medellín

El lateral fue titular y jugó los 90 minutos del amistoso del martes con la selección y el miércoles defendió a San Pablo por la Copa Sudamericana

Palito Pereira parece no tener límites y mucho menos excusas. Por si fuera poco los golpes que se pegó en los últimos tiempos en la cabeza, que determinaron que perdiera el conocimiento en pleno partido, pero que no abandonara la cancha. Ahora termina de romper con viejas costumbres del fútbol uruguayo.

Aquello tan viejo en el fútbol uruguayo de que es imposible jugar dos partidos en una semana se transforma en un mito.

Es que el defensa uruguayo jugó el martes de noche con la selección en Santiago, ante Chile, y al día siguiente lo hizo con su equipo San Pablo por las semifinales de la Copa Sudamericana contra Atlético Nacional en Medellín.

A pesar del desgaste que vivió la noche del martes en Santiago, en el intenso amisoso contra Chile, Pereira ingresó el miércoles a los 42 minutos del partido de ida que San Pablo perdió 1-0 ante los colombianos.

 


Populares de la sección

Comentarios