Pagan 1.000 euros para descuartizar a estrella holandesa del vóleibol

El motivo de este crimen por encargo habría sido puramente económico

El asesinato de una jugadora estrella de vóleibol de Holanda, que fue descuartizada junto a su novio, habría sido un crimen por encargo, para lo cual el instigador pagó 1.000 euros a dos sicarios rumanos, según concluyó la investigación realizada por la Policía española.

Para la policía, el principal sospechoso del homicidio de la voleibolista holandesa Ingrid Visser y su novio Lodewijk Severein -que fueron torturados, descuartizados y sepultados en un limonar de la localidad de Alquerías- es Juan Cuenca Lorente, el exgerente y exentrenador del Club Atlético Voleibol 2005 de Murcia.

El sospechoso fue detenido el sábado en Valencia e ingresó a la cárcel el sábado, sin derecho al pago de fianza, por orden judicial, según informó el periódico ABC, citado por el portal argentino Infobae.

El mismo Cuenca, sobre quien recae una acusación por doble homicidio, informó a la Policía del lugar donde estaban sepultados los cuerpos: una finca rural en El Fenazar, en Molina de Segura, Murcia, ciudad a la que la pareja había viajado el 13 de mayo para asistir a una clínica de tratamientos de fertilidad.

En la vivienda, que había sido alquilada dos semanas atrás por el exgerente y exentrenador, y a la que la pareja llegó persuadida por otra persona de su confianza, esperaban los sicarios, que también fueron detenidos.

La investigación, que sigue en curso, determinó que el motivo del crimen por encargo habría sido económico: por un lado, Cuenca tenía una deuda de varios miles de euros con la jugadora, pero además era socio del novio en una sociedad instalada en Gibraltar, supuestamente creada a los efectos de “blanquear” dinero.

A partir de la muerte de la jugadora y su novio, Cuenca saldaba su deuda y, al mismo tiempo, quedaba como único responsable de la sociedad de Gibraltar.

Esta sociedad aparentemente había sido creada, entre otras cosas, para blanquear el dinero obtenido de la compra fraudulenta de una cantera de mármol, propiedad de Evefasto Lifante, creador y propietraio del Club Atlético Voleibol 2005 de Murcia, en el que también había jugado Visser.


Populares de la sección

Comentarios