Pacheco sí, Pacheco no: la decisión más difícil

El capitán aurinegro no tiene en mente aún si pretende seguir una temporada más o abandonar el fútbol; el consejo directivo del club también será determinante para saber si se le extiende o no el contrato

Hay pocas cosas en la vida que tienen fecha de vencimiento. En el fútbol sucede algo similar. Los ídolos justamente no forman parte de ese grupo.

Es un tema polémico que va más allá del corazón del hincha y de Antonio Pacheco. Su continuidad o no luego de que termine la temporada –quedan poco más de 20 días– dependerá de lo que decida él –si continúa o no jugando profesionalmente al fútbol– o también de lo que definan los dirigentes, ya que se le vence el contrato.

Como sucede en los últimos años, cada vez que se acerca el final del campeonato, la pregunta se impone: ¿Continúa al menos un año más Pacheco en Peñarol?

Sus 38 años los lleva muy bien físicamente y su fútbol parece mantener la magia de antaño. Claro que no juega los minutos que normalmente jugaba hace un tiempo. Recién ante Juventud de Las Piedras el pasado sábado jugó un partido entero y lo hizo sin sentir el cansancio.

Sin embargo, su continuidad o no, seguramente no será un tema sencillo, sobre todo, para el consejo directivo.

Como informó El Observador el mismo día del encuentro en Jardines, tras el 4-0 ante Juventud, Tony se emocionó a la hora de encarar la cámara de televisión.

Es que se escuchaba el hit del momento: “El Tony no se va...” y se tomó unos minutos para respirar con lágrimas en los ojos.

Esta temporada en Peñarol le sirvió para ser el máximo ganador en la historia de clásicos y también para igualar a Omar Caetano como el que más jugó con la camiseta oro y carbón.

Lleva 132 goles en el Uruguayo desde su debut, los que lo ubican en el cuarto lugar histórico de los máximos goleadores detrás de Fernando Morena, Atilio García y Héctor Scarone.

En 2011, poco tiempo después de la final de la Copa Libertadores, en Peñarol le dijeron adiós. Se fue a Wanderers. Después, el mismo presidente que lo había cesado, (Juan Pedro Damiani), lo fue a buscar para que regresara. Y regresó. Y fue campeón. Y anotó los tres goles de la final ante Defensor del año pasado.

Por eso, a la hora de poner en la balanza estos casi 20 años con la camiseta mirasol desde su debut en juveniles en 1991 –casualmente, con Jorge Fossati como técnico–, más otros tantos con otras camisetas, a Pacheco se le entremezclarán varios sentimientos encontrados.

“No puedo ser tan egoísta de pensar solo en mí y no en las dos finales que tenemos ahora ante Liverpool y Cerro Largo. El contrato se vence y la realidad dice que estamos más cerca del final que de seguir. Pero no hay nada más lindo que levantarme para ir a entrenar, es cumplir un sueño todos los días. Yo lo soñé a los 11 años, por eso es una alegría vestirme todos los días con la ropa de entrenamiento de Peñarol. Vamos a ver qué pasa.”, dijo el lunes Pacheco en “A Fondo”.

Pacheco está ante una gran disyuntiva y no depende exclusivamente de él. Se viene una decisión difícil.

LA FRASE

“¿Quién no querría a Tony en su equipo? Sería muy bueno que siguiera en Peñarol en la temporada que viene”.
Jorge Fossati
DIRECTOR TÉCNICO DE PEÑAROL EN PUNTO PENAL

LAS ÚLTIMAS TEMPORADAS DE TONY

DE LA FRACTURA AL TÍTULO
En nueve meses

El 26 de agosto de 2012 volvía a Peñarol y se fracturó tibia y peroné ante Fénix. El 4 de junio de 2013 se coronó campeón con tres goles ante Defensor.

11 Partidos. De los 13 que van del Clausura disputó Pacheco con 444 minutos, cuatro goles y seis asistencias. Es el mejor asistidor.

LA CONFIANZA DEL POLILLA
Jugó todos los partidos

Desde su regreso tras la lesión en el Clausura pasado, el técnico Jorge “Polilla” Da Silva lo colocó en todos los partidos, más la final. Fue el único futbolista que jugó siempre.


Populares de la sección

Comentarios